La policía local de Plasencia ha detenido en los últimos días a tres conductores por conducir bajo los efectos del alcohol, incluso dos de ellos sufrieron un accidente de tráfico.

En la primera detención el conductor fue detenido a las 03,15 horas en la calle Juana Jugán, dado que el conductor había perdido el control del vehículo y se había estrellado contra un árbol, quedando atravesado en la calle. Al llegar la patrulla policial el conductor se encontraba en el interior del vehículo y fue sometido a la prueba de alcoholemia arrojó un resultado de 0,93 miligramos litro, y 0,91 en la segunda prueba. El conductor es un joven de Plasencia de 28 años, que fue detenido.

Anuncios
Anuncios

La segunda detención fue fruto de la colaboración ciudadana, ya que un conductor dio aviso a la policía local, de que un conductor que se dirigía a Plasencia por la N-630, a la altura del hotel Azahar circulaba haciendo eses e invadiendo el sentido contrario. Una patrulla salió a su encuentro, localizando al vehículo un NISSAN Terrano.

Se usaron las luces y sirena del vehículo para que se detuviera, haciendo caso omiso a las mismas y recorriendo un buen tramo de la avenida, hasta que los policías deciden cruzar el vehículo para detener la marcha del mismo. Al acercarse al conductor., de 64 años y vecino de Plasencia, los policías se dieron cuenta de que presentaba síntomas evidentes  de encontrarse bajo los efectos del alcohol. En la prueba con el alcoholímetro manual arroja un resultado de 0,78 miligramos/litro. Posteriormente al ser invitado a someterse a las pruebas del etilómetro de precisión, el conductor se negó en más de ocho ocasiones y se le informó que de seguir en su actitud de no someterse podría incurrir en un delito contra la seguridad vial  al no someterse a las pruebas de detección y ante su  negativa el hombre fue detenido.

La última detención, se llevó a cabo esta misma semana, a las 01,40 horas de la madrugada del martes día 17, cuando este conductor fue localizado deambulando por la calle Alfonso VIII. Se trata de un joven de Plasencia, de 31 años, conducía un Citroen Berlingo, y perdió el control del vehículo cuando circulaba por el camino de las Huertas, saliendo de la vía y chocando contra un árbol. El mismo conductor, manifestó a los policías que llevaba bebiendo alcohol desde las 16.00 horas, del lunes día 16, que perdió el control del vehículo, hizo varios trompos y terminó empotrado contra un árbol y contra una farola. Dejó el coche abandonado porque decía que estaba borracho y la policía le haría la prueba de alcoholemia.

El ayuntamiento placentino ha precisado que la policía local sigue con realizando los controles de alcoholemia y drogas tratando de reducir la accidentalidad en la ciudad, y al mismo tiempo aumentar la seguridad de todos los ciudadanos, peatones y conductores. Los agentes señalan que la gran correlación existente entre alcohol y accidentes de tráfico queda reflejada, una vez más, con las últimas detenciones.


Galería de imágenes