•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha detenido una mujer como supuesta autora de un delito de robo con fuerza en las cosas y a la imputación de un hombre como supuesto autor del mismo delito.

Dentro del plan establecido por la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres contra el robo en explotaciones agrícolas y ganaderas, efectivos del puesto de Villanueva de la Vera establecieron un dispositivo para la localización y recuperación de 2.500 kilógramos de higos de la variedad “cuello dama” que habían sido sustraídos en una nave agrícola de la localidad de Madrigal de la Vera.

Siguiendo las pistas que aportaban las investigaciones, los agentes se desplazaron hasta la pedanía abulense del Raso, perteneciente al municipio de Candeleda (Ávila),  localizando en una nave agrícola cuyo propietario comercializa este tipo de productos, 1.330 kilógramos de los higos sustraídos dispuestos en treinta y un sacos, imputando a su titular un delito de receptación, quién manifestó haber comprado los higos a una vecina de la localidad de San Pablo de los Montes (Toledo).

Tras entregar la mercancía a su legítimo propietario, la Guardia Civil consiguió identificar a la supuesta vendedora, una vecina de la localidad toledana de San Pablo de los Montes (Toledo). Una vez localizada fue detenida como supuesta autora de un delito contra el patrimonio por el  robo de 2.500 kilógramos de higos en la localidad de Madrigal de la Vera. Las diligencias practicadas han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial, no descartándose nuevas detenciones.

Por otro lado, en otra actuación comprendida dentro del plan contra el robo en explotaciones agrícolas y ganaderas, agentes del puesto de Cañamero detuvieron ayer martes a un vecino de esa localidad como presunto autor de un delito contra el patrimonio por el hurto de veinticinco sacos de higos que pesaban unos 600 kilógramos aproximadamente,  y que fueron sustraídos la noche del 25 al 26 del pasado mes de septiembre del remolque de un vehículo estacionado en el interior de la población de Cañamero.

Las diligencias practicadas fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Logrosán.