•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una vecina de Moraleja ha denunciado que un grupo de jóvenes ha pintado su puerta durante la madrugada. Esta mujer reside en la plaza de Toros, un lugar de reunión entre los adolescentes durante las madrugadas de la época estival.

Esta vecina ha asegurado que “después de estar todo el verano levantándome a las siete de la mañana, sin dormir, por los niños y no tan niños que están en la plaza hasta las 4 de la mañana; dando voces, insultándote si les riñes, meando las flores y moviendo el mobiliario urbano. Esta mañana me he encontrado con esto, si algunos padres se lo encontraran, les sentaría como me ha sentado a mí”, ha destacado Fita Hernández, vecina de Moraleja y residente en la plaza de Toros.

“Esto es vandalismo y acoso a una propiedad”, ha concluido Hernández. Poco ha tardado el primer edil de Moraleja, César Herrero, en hacerse eco de los actos y ha asegurado que “la acción no tiene calificativos. Una verdadera vergüenza”.

El alcalde ha asegurado que se van a tomar medidas frente a este tipo de actos vandálicos porque “no vamos a consentir cosas como estas”.

Cabe recordar que los miembros de Policía Local actúan regularmente en este espacio “y así lo seguirán haciendo”, ha aseverado Herrero haciendo hincapié en que “Moraleja es un pueblo grande y tenemos dos policías por turno, no pueden permanecer en su sitio solamente”.

El primer edil ha pedido a los responsables de estos actos que “lo hagan en sus casas porque la libertad termina donde empiezan los derechos de los demás. Ellos son los verdaderos culpables de esta situación, ni policía, ni el alcalde”.