•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida dispone ya de un nuevo servicio de signoguías, un sistema pionero que garantiza la accesibilidad de las personas sordas a sus contenidos culturales, informa El Periódico Extremadura.

Con estas signoguías se busca eliminar una de las barreras a la que las personas sordas deben enfrentarse a diario y es un paso para hacer efectiva la igualdad de derechos entre todos los ciudadanos.

Así lo explica hoy la subsecretaria del Ministerio de Cultura, María Dolores Carrión, que subraya que la habilitación de éste no responde a una "cuestión de sensibilidad" con los colectivos "más desfavorecidos", sino, por el contrario, es resultado del "cumplimiento de una obligación constitucional".

Un millón de sordos en España Según señala Carrión, en España hay aproximadamente un millón de personas que padecen algún grado de sordera. Por ese motivo, dice, el Gobierno nacional "desarrolla unas líneas de trabajo orientadas a facilitar la participación de ese diez por ciento de la población".

Las signoguías son herramientas sencillas, de uso gratuito, que con mucho criterio pedagógico, y gracias al trabajo de expertos en lenguaje de signos, facilitan la comprensión de los contenidos museísticos.

Son, en definitiva, unos dispositivos portátiles multimedia en formato PDA, equipados con una pantalla para reproducir vídeos en los que, adaptándose al recorrido general del museo, se explican los contenidos y las obras seleccionadas en lengua de signos española, y se aporta información de interés sobre las mismas.


Galería de imágenes