Vacuna” ha sido la palabra del año elegida por la Fundación del Español Urgente (Fundéu), promovida por la Agencia Efe y la Real Academia Española. La Fundación la ha seleccionado por su gran interés lingüístico, además de por su notoria presencia en el debate social, político y económico, según ha revelado la agencia de comunicación. Aunque no es un término nuevo, según Fundéu, pocas veces como en el año que finaliza las vacunas han centrado la atención de todo el mundo y ha dado lugar, además, a otros vocablos de nueva creación como vacunódromo (sitio amplio en el que los pacientes son vacunados y esperan quince minutos en una sala antes de marcharse por si sufrieren alguna reacción imprevista), vacunación, vacuna de refuerzo, vacuguagua…, esta última acrónimo de vacunación y guagua, sinónimo de autobús, usada para referirse a los vehículos que funcionan como puntos de vacunación itinerante. Tanto vacunódromo como vacuguagua son neologismos válidos. Vacuna, empero, no es lo mismo que inmunización, que se logra mediante la vacuna; como antídoto no es lo mismo que vacuna, porque el primero es el medicamento que se emplea contra un veneno o la medicina que contrarresta los efectos nocivos de otra.

Esta es la novena ocasión en que la Fundación RAE elige su palabra del año, seleccionada por su especial repercusión en los medios de comunicación y en el debate social y que tienen interés desde el punto de vista lingüístico por su formación, significado o las dudas generadas entre los hablantes, recuerda Fundéu.

La primera palabra para la Fundación fue escrache (2013), a la que siguieron selfi (2014), refugiado (2015), populismo (2016), aporofobia (2017), microplástico (2018), los emojis (2019) y confinamiento (2020). Este año, entre las palabras seleccionadas, ha sobresalido las relacionadas con el coronavirus, la pandemia y el medio ambiente.

Anuncios
Anuncios

Las palabras seleccionadas, además de la ganadora, habían sido las siguientes, según la Fundación, que explica el porqué de la selección.

Camper. Como en tantos hábitos y costumbres de la vida, la pandemia dio un giro radical al comportamiento humano. El fenómeno de los cámperes (adaptación del anglicismo camper van) surge por ser una forma más segura de viajar, evitando las aglomeraciones que supone hacerlo en otros medios de transporte.

Carbononeutralidad. La neutralidad en carbono, carbononeutralidad o carboneutralidad, es la situación en que la cantidad de óxido de carbono que se emite a la atmósfera y la que se retira por otras vías es la misma, lo que da un balance cero de carbono.

Criptomoneda. El elemento compositivo cripto aparece en muchos términos que ha sobresalido este año, el más importante criptomoneda, cuyo uso quieren regular los gobiernos y organizaciones internacionales.

Desabastecimiento. La escasez de determinados productos, especialmente los semiconductores, ha puesto en el debate esta palabra.

Ecoansiedad. El vocablo une dos realidades que han estado muy presentes en los últimos meses: la preocupación por la crisis climática y la salud mental.

Fajana. La erupción del volcán en la isla canaria de La Palma, Cumbre Vieja, ha eruptado, además, otros vocablos que solo eran conocidos por los habitantes canarios y de otras zonas volcánicas. Fajana se ha utilizado para referirse al terreno ganado al mar creado por los materiales vertidos por el volcán.

Megavatio. La subida del precio de la luz ha definido los últimos meses del año. Así, el vocablo megavatio ha aparecido en todos los medios de comunicación junto a sus símbolos (MW o MWh para el megavatio hora).

Metaverso. En el sector tecnológico se describe como una representación de la realidad llevada a cabo mediante programas de realidad virtual.

Negacionista. El vocablo ya figuraba en el Diccionario desde 2016 y con él se alude a quienes niegan hechos históricos, como el Holocauto, o científicos, como el cambio climático. La pandemia nos ha ofrecido una nueva acepción para referirse a quienes no creen en la existencia del virus y rechazan las vacunas.

Talibán. Los talibanes tomaron la capital de Afganistán, Kabul, el 15 de agosto de 2021. El vocablo talibán volvió a ser noticia en singular (talibanes en plural, en pastún, la lengua oficial) para referirse a los habitantes del país, que tienen religión, leyes y forma de vida distintos a los occidentales.

Variante. La pandemia nos trajo en noviembre la última variante, denominada con la letra griega ómicron que, como las anteriores, se confundían con cepa, que son distintos, ya que este indica un comportamiento significativo del virus, que no ha ocurrido hasta la fecha.

(El autor es también académico correspondiente de la Real Academia de Extremadura de las Artes y las Letras)


Galería de imágenes