•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujeres Rurales, FADEMUR Extremadura denuncia que las políticas de ajustes económicos suponen un “retroceso” en materia de desarrollo rural para la comunidad autónoma.  

En concreto se refieren a recortes en becas comedor, transporte escolar, cierre de los Puntos de Atención Continuada y de Urgencias en las zonas más rurales o la criminalización del derecho al aborto, etc. consideran que son algunos de los “ataques” que este último año ha recibido el mundo rural. Para Catalina García, presidenta de FADEMUR Extremadura, las políticas de recortes suponen un “paso atrás y desigualdades añadidas por el mero hecho de vivir en el mundo rural”.

Desde la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Extremadura (FADEMUR), destacan que “este no es el modelo que necesita la Extremadura” y añaden que, con la excusa de la crisis, los políticos olvidan los problemas de los pueblos. Además, la presidenta de FADEMUR Extremadura hace hincapié que si no se hace nada al respecto, esta situación agravará otros problemas como el despoblamiento de municipios rurales extremeños o frenará sectores como la agricultura y la ganadería, principal actividad de la región y que, en su mayoría, se desarrolla en el ámbito rural. 

 

Celebración del Día Internacional de la Mujer Rural

FADEMUR organiza este miércoles 9 de octubre un acto que reunirá en Navaconcejo  a mujeres de toda Extremadura para debatir sobre políticas del medio rural: “Haremos especial hincapié en las emprendedoras del mundo rural, mujeres valientes que han querido trabajar para mantener vivos sus pueblos”, ha señalado García.

Además desde  FADEMUR Extremadura denuncian la falta de interlocución con el Gobierno regional, que una vez más se pone de manifiesto en la eliminación de los apoyos a las mujeres rurales y la falta de un proyecto “claro” para el desarrollo del medio rural extremeño. 

Por último, la presidenta de FADEMUR ha querido demandar a la Administración que agilice y facilite los trámites para que las mujeres puedan acceder a los registros de titularidad compartida de las explotaciones agrarias, así como que el Gobierno extremeño se vuelque en la promoción, información y sensibilización de las poblaciones en este aspecto, para que el trabajo de las mujeres “salga de la invisibilidad y de la economía informal”.