Los hosteleros y empresarios turísticos de la localidad cacereña de Riomalo de Abajo han vuelto a expresar su malestar por los problemas que vuelven a tener con el servicio de telefonía fija. Desde el lunes por la noche el municipio carece de línea telefónica y anteriormente al corte definitivo han estado sufriendo cortes e interrupciones en el suministro. Toñi Domínguez, del camping Riomalo, indicaba que los cortes están siendo habituales desde que ha llegado el verano con la subida de temperaturas.

Esta no es la primera vez que sucede algo parecido, verano tras verano, los hosteleros de esta población, ubicada en las Hurdes Altas y a tan sólo unos kilómetros del parque natural de Las Batuecas.

Hace un año, los problemas surgieron por la telefonía móvil, y de nuevo con los cortes diarios provocados por el deficiente estado de las líneas y a consecuencia de las elevadas temperaturas.

Anuncios
Anuncios

La compañía les comunica que es una avería masiva y que en breve se solucionará. Dominguez indicaba que aunque en ocasiones se retoma el servicio, los cortes intermitentes vuelven a surgir en cuestión de horas. Esta situación ocasiona graves perdidas a los empresarios ya que muchos clientes se rinden ante la imposibilidad de contactar con los establecimientos.

El principal escollo en las comunicaciones de la alquería de Riomalo de Abajo está a tres kilómetros de línea, por lo que los empresarios solicitan que se arregle el tendido y se solucione con una conexión de fibra óptica. También recuerdan que el servicio de internet a través de ADSL registra los mismos problemas ya que la línea de acceso es la misma.