•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El director general de Promoción Cultural, Javier Alonso de la Torre, ha presentado en Mérida la edición 2010 del programa de voluntariado lector de Extremadura "Libros Cercanos", una iniciativa del Plan de Fomento de la Lectura de la Consejería de Cultura y Turismo puesta en marcha en 2008.

El director general ha recordado que fue en ese año cuando se puso en marcha este programa "en fase de prueba, que coordinó y gestionó la biblioteca municipal de Cáceres poniéndose en marcha el primer grupo de voluntarios en dicha ciudad".

Durante este tiempo se ha evaluado la experiencia y los resultados obtenidos han animado a hacerla extensible a otras poblaciones extremeñas. Así, el proyecto presentado está en marcha desde la pasada primavera, elaborado con el fin de extender el programa a tres nuevas localidades y dos mancomunidades, "ya que es este el ámbito de actuación elegido para las poblaciones rurales, debido a que la organización mancomunada en zona rural resulta ventajosa".

Anuncios
Anuncios

De este modo, durante el presente año 2010, además de continuar el grupo de Cáceres el programa se está llevando a cabo ya en las localidades de Mérida, Badajoz y Plasencia, así como en la Mancomunidad del Tajo – Salor y en la Integral de Servicios de La Serena – Vegas Altas.

Hay que recordar que el programa facilita la participación de lectores voluntarios para leer en voz alta en centros e instituciones donde se hallen otros lectores que, por razones culturales, limitaciones físicas o psíquicas, no puedan acceder a la lectura por sí mismos. Así sucede en residencias de ancianos, asociaciones de personas con síndrome de Down o discapacidad psíquica, entre otras.

Se trata, por tanto, de un programa que, al fomento de la lectura y a los rasgos culturales, añade el del servicio social y asistencial, ya que se dirige a dar accesibilidad a ciudadanos y ciudadanas con dificultad para la lectura, y al tiempo, lo hace aprovechando el entusiasmo de otros lectores que no sólo aportan el componente de la lectura, sino también el amor por la literatura, la cercanía emocional y el ánimo imaginativo.

Al voluntario se le facilita la seguridad de unas técnicas y destrezas apropiadas para que pueda desenvolver su labor de la manera más adecuada posible. Además, se trata de un proyecto "socializador", es decir, que tiene como horizontes la creación de un sistema de grupos de voluntarios capaces de constituirse en red, para lo que se han dispuesto medios y actividades que permitan el constante contacto entre sus miembros.


Galería de imágenes