La Junta de Extremadura destinará más de 1,7 millones de euros a las ayudas para la recuperación integral de mujeres víctimas de violencia de género, que en el año 2018 eran de 350.000 euros, lo que supone multiplicar por 6 el presupuesto de esta partida en cuatro años.

En su última reunión, el Consejo de Gobierno autorizó la convocatoria de estas ayudas para la anualidad de 2022 que suponen un importante incremento. La Junta de Extremadura ha querido justificar la necesidad de estas ayudas y el aumento presupuestario que han tenido y ha explicado que en 2021 se recibieron 702 solicitudes de las que 508 positivas y 194 fueron negativas.

El Gobierno regional ha informado que la finalidad de las ayudas es facilitar el proceso de recuperación psicosocial y apoyar el inicio de una vida independiente que les permita superar el círculo de la violencia a las mujeres víctimas de violencia de género y que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica. Ademñas considera que las mujeres se encuentran en una situación de desigualdad respecto a los hombres, no sólo debido a la violencia de género, sino también por la brecha laboral.  Por eso, uno de los retos constantes de esta consejería es mejorar las ayudas a las mujeres víctimas de violencia de género, precisamente para buscar esa independencia y autonomía que haga que una mujer no tenga que estar institucionalizada, según la Junta.

Anuncios
Anuncios

La medida contempla una línea de ayudas a mujeres víctimas de violencia de género que faciliten el proceso de recuperación y una vida independiente que favorezca la ruptura con el círculo de la violencia y, por otro, establecer una ayuda económica para aquellas que precisan de un apoyo económico directo e inmediato.

«Este gobierno aboga por un modelo de independencia económica, de capacidad emancipadora como condición ‘sine quanun’ para que las mujeres víctimas de la violencia de género puedan salir de ese círculo, un modelo que convive de manera complementaria a los recursos que requieren una estancia temporal de medio o largo plazo para su recuperación» ha explicado la Consejería de Igualdad y Cooperación para el Desarrollo de la Junta de Extremadura.

Podrán ser beneficiarias las mujeres mayores de edad o legalmente emancipadas víctimas de violencia de género que residan en algún municipio de Extremadura que dispongan de unas rentas o ingresos mensuales iguales o inferiores 2,5 veces el Índice Público de Renta a Efectos Múltiples (IPREM) y no convivan con su agresor. La cuantía de la ayuda no podrá superar los 5.000 euros por beneficiaria

En el año 2021 se registraron en Extremadura 2.589 casos de mujeres víctimas de violencia de género, lo que supuso un aumento del 16,3% respecto al año anterior, según los datos del Ejecutivo regional. El 86,1% de las víctimas eran españolas y el 13,9% de nacionalidad extranjera.

En la misma anualidad se presentaron 2.592 denuncias, un 14,6% más que en 2020, lo que representa 48,3 denuncias por cada 10.000 mujeres. En el 81,9% de los casos la denuncia fue presentada a través de atestados policiales y tan sólo en el 1,2% de los casos se presentó por la propia víctima. Además se llevó a juicio a507 personas, el 92,7% de nacionalidad española.