La Audiencia de Badajoz celebrará desde este lunes el juicio contra un hombre acusado de matar con una barra de hierro a su inquilina en Zafra en 2020, hechos por los que tanto la Fiscalía pacense como la acusación particular piden 25 años de prisión, mientras que la defensa solicitará su absolución.

Está previsto que el juicio se celebre durante varias jornadas y se prolongará el tiempo que sea necesario a tenor de los testimonios y los muchos testigos o pruebas a analizar.

Según el escrito de la Fiscalía, el acusado contactó con la mujer en agosto de 2019 para que cuidase su finca después de que ésta publicase un anuncio para ofrecerse a cuidar parcelas a cambio de una vivienda donde residir.

Anuncios
Anuncios

Con el paso de los meses la relación del encausado con la mujer “se deterioró de manera evidente” pues, entre otros, “se demoraba en la entrega del alimento a los animales” que ella cuidaba o “trató de tener una relación de carácter sexual con ella, a lo que ésta se negó”.

Según los escritos de acusación, finalmente el 31 de enero el acusado acudió a la finca y le dijo a la mujer que quería hablar con ella. La víctima le manifestó que estaba de acuerdo siempre que pudiese grabar la conversación con un móvil, a lo que accedió.

El hombre, que escondía una barra de hierro en un saco que portaba, le dijo que entrase en un habitáculo, a lo que se negó, y tras una pequeña conversación sacó la barra (provista de un pincho cortante) para “agredirla de forma reiterada”, sonidos que recogió el móvil.

El varón golpeó a la víctima en el brazo, intentó asfixiarla y prosiguió dándole golpes con la barra hasta asestarle “más de 40 golpes” en la cabeza, cara y miembros superiores, se indica.

El acusado trató de esconder el cuerpo “en un lugar diferente de los hechos” pero la presencia de un vecino, que había visto el suceso, dio al traste con esa idea, para expresarle el vecino que iría a la Guardia Civil, lo que finalmente hizo el mismo procesado.

Por estos hechos se solicitan 25 años de prisión para el acusado, de 74 años, por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento.

La defensa, por su parte, pedirá la absolución del hombre, pues aunque se reconocen los hechos se basará, entre otros, en las circunstancias previas que desembocaron en el suceso, así como en la situación personal y emocional del varón.


Galería de imágenes