•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una mujer de 58 años de edad  de Coria, con antecedentes penales por tráfico de drogas, ha ingresado en prisión después de que fuera detenida por agentes del equipo ROCA en el marco de la operación “Lomo plateado 3.0”.

La mujer, que regentaba un punto de venta de drogas en la casa en la que vivía en Coria, está acusada de cometer un delito contra la salud pública. Con esta actuación se ha desarticulado un importante punto de venta de estupefacientes de Coria al que acudían asiduamente un gran número de consumidores y que había llegado a crear una gran alarma social en todo el vecindario.

La investigación arrancó el pasado mes de febrero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en un domicilio situado en un bloque de viviendas de Coria se pudiera estar traficando con sustancias estupefacientes, ya que asiduamente acudían consumidores habituales de drogas,  “habiendo ello originado una gran alarma social entre los vecinos del propio bloque de pisos y del barrio en general”, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres.

Anuncios
Anuncios

Los agentes constataron que consumidores habituales de estupefacientes accedían a la vivienda objeto de investigación en la que, además de venderse estupefacientes, era utilizada como “fumadero clandestino”, llegando a la conclusión de que en su interior se estaría vendiendo una mezcla de cocaína y heroína que se fuma en plata y que causa graves daños  para la salud de los consumidores.

Para acceder a la vivienda, los compradores utilizaban una serie de claves o señales que realizaban a través de teléfonos móviles o del propio telefonillo de acceso al portal donde se encontraba la vivienda.

Hace sólo unos días, la Guardia Civil decidió actuar y  explotar la operación, llevando a cabo, en colaboración con el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Coria,  un registro en la vivienda investigada.

Fue necesario establecer  un dispositivo con diferentes Unidades pertenecientes a la Compañía de Coria, la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC) y el Servicio Cinológico con un perro capaz detectar la presencia de drogas.

Como resultado del registro, fueron aprehendidas 16 dosis de mezcla de cocaína y heroína, abundante productos para el corte y utensilios para su elaboración, así como otros objetos para su preparado y distribución, entre los que se encontraban una báscula de precisión y una lata de conservas con doble fondo que era utilizada para el transporte de la droga.


Galería de imágenes