Anuncios
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las misas que se celebren al aire libre en los cementerios los próximos 1 y 2 de noviembre con motivo del Día de Todos Los Santos y de los Difuntos, respectivamente, tendrán que tener un aforo máximo del 50 por ciento y nunca superar las 100 personas.

Así se recoge en la guía con medidas de prevención que ha elaborado la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Extremadura ha hecho pública para los días 1 y 2 de noviembre, para evitar aglomeraciones y contener así la propagación de la Covid-19.

Para estos días en los que tradicionalmente los ciudadanos visitan los cementerios, se permitirá celebrar cultos en éstos tanto en lugares cerrados, como son las capillas, como al aire libre, según explica la Diócesis de Coria-Cáceres.

En el caso de las celebraciones al aire libre, se debe asegurar la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros, el uso obligatorio de mascarilla y limitar al 50 por ciento el aforo del lugar reservado y acotado para la celebración, que no puede superar en ningún caso las 100 personas.

Así, y dado que la disciplina eclesiástica establece que el Día de los Difuntos “todos los sacerdotes pueden celebrar tres misas”, para facilitar la asistencia de los fieles, se aconseja que se establezcan horarios de culto también en los templos parroquiales y, así, evitar aglomeraciones.

Además, se recomienda que estas recomendaciones se lleven a cabo en “estrecha colaboración y coordinación” con los ayuntamientos de cada municipio.


Galería de imágenes