•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Cáceres ha señalado que no entregará sus remanentes al Gobierno central.

Según ha informado el alcalde de la capital cacereña, Luis Salaya, el consistorio no va a necesitar acogerse a esta posibilidad que da el gobierno en base al acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias.

Así, el ayuntamiento ha explicado que esta opción «no es interesante» para la ciudad de Cáceres debido a que se han utilizado la mayor parte de los remanentes en diferentes operaciones durante este año, principalmente en paliar los efectos del Covid-19 y en evitar que el plan de ajuste que tiene que presentar el consistorio por incumplir la regla de gasto en 2019 afecte a la inversión que necesita la ciudad.

El alcalde ha asegurado que, «el ayuntamiento no ha esperado a que hubiese un acuerdo en la FEMP y ya habíamos avanzado en soluciones para poder utilizar los remanentes municipales para paliar la situación económica derivada del Coronavirus»; a lo que ha añadido que el consistorio tenía «los deberes hechos y por suerte» ha podido recurrir a esos remanentes en lo que cree que ha sido «una extraordinaria planificación de la concejala de Economía, por lo que la oferta del gobierno no es interesante para la ciudad».

El remanente en 2019 era de 6.293.710,61 euros, de ellos se han invertido 968.755 en gasto social, acogiéndose a la posibilidad que dio el ministerio con motivo de la pandemia, además de un millón de euros en ayudas a autónomos, explica en nota de prensa el Ayuntamiento de Cáceres.

Por otra parte, 2.419.644,33 euros se van a utilizar para pagar la obra de los campos de fútbol de Pinilla, es decir, se ha tomado la decisión de no formalizar el préstamo. De esta forma se evita tener que acudir a la operación financiera que estaba prevista y compensar así el recorte que de otra forma se vería el ayuntamiento obligado a realizar en el citado Plan de Ajuste, añade el propio consistorio.

Además, se han utilizado 25.894 euros en la licitación de un parque de Calistenia en el Parque del Rodeo.

De los 1.785.000 restantes, el consistorio va a utilizar «una parte importante» para compensar el déficit del autobús urbano, ocasionado «en buena parte» por el descenso en el número de usuarios que se ha producido con motivo de la pandemia.

Sí tiene intención el equipo de gobierno local de acudir a la ayuda para cubrir los gastos del autobús urbano que ofrece el Gobierno de España, así como de aprovechar la flexibilización del techo de gasto.

Pese a todo, el alcalde ha valorado que entiende que hay ayuntamientos a los que esta medida les va a resultar «muy positiva», pero que en la situación económica concreta del Ayuntamiento de Cáceres «no sería una buena decisión acogerse» y que la prioridad del equipo de gobierno «es y será velar por los intereses de la ciudad de Cáceres por encima de cualquier otra consideración».