•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El debate sobre la moción de urgencia que ha presentado hoy en el pleno de Plasencia UPEx, Unión del Pueblo Extremeño, para pedir que el ayuntamiento rechace toda reforma de la administración local ha terminado en una enconada discusión entre la portavoz de UPEx, María Victoria Domínguez, y el alcalde, Fernando Pizarro.

Ambos dirigentes políticos se han enzarzado en una discusión en la que Domínguez solicitaba tomar la palabra y Pizarro le pedía que retirase unas acusaciones falsas contra el portavoz municipal.

 

La moción de UPEx rechaza dicha reforma porque puede suponer un deterioro  en el papel de los ayuntamientos y sus competencias. En la justificación de la urgencia, Domínguez solicitaba el posicionamiento político del consistorio sobre dicha reforma y la razón de la urgencia es el debate que sigue abierto en la administración central. El portavoz municipal, Isidro Rodríguez, acusó a la portavoz de UPEx de realizar una exposición que no se concordaba con el documento que se había presentado y exponía la intención del grupo municipal popular de rechazar dicha moción. Antes de las votaciones, Domínguez solicitó intervenir “por alusiones” y la discusión entre la edil y Pizarro se elevó de tono.

 

Finalmente el alcalde le permitió tomar la palabra y Domínguez dejó claro que en la exposición de la urgencia no se incluía todo el texto de la moción y afirmaba que su intervención era la misma que el escrito presentado. El pleno aprobó por mayoría rechazar la urgencia, y en consecuencia, la moción.

 

Toma posesión IU

 

Por otra parte, el edil de Izquierda Unida, Abel Izquierdo, tomó posesión de su acta de concejal utilizando la fórmula de la promesa y exponiendo su lealtad al Rey y “guardar y hacer guardar la Constitución”.

 

Además, se acordó por mayoría (con las abstenciones de IU y de Prex-Crex) la adhesión de Plasencia a la Red de Ciudades por la Accesibilidad. La concejala del Accesibilidad, Maite Díaz, alabó la iniciativa destacando que así se permitirá “multiplicar ideas y experiencias”. Apuntó que es una entidad sin personalidad jurídica, que no supondrá ningún coste al ayuntamiento, y que se podrá abandonar cuando así se desee. La concejala del grupo no adscrito, Mónica García, pidió que se revisen todas aquellas entidades o redes a las que pertenece Plasencia ya que en muchos casos no se consigue ningún beneficio con esa adhesión.

 

Abel Izquierdo consideró que sí se trata sólo de un foro para debatir ideas no es necesaria esa adhesión y criticó que los representantes de Plasencia tengan que viajar a Málaga a las reuniones de la red porque originará gastos al consistorio.


Galería de imágenes