•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El concejal delegado de Policía en el Ayuntamiento de Moraleja, Antonio García, ha atribuido el estado deficiente de los aseos del parque Alfanhuí de la Avenida Pureza Canelo a unos actos vandálicos que se han perpetrado en el edificio donde están ubicados los servicios. Unos destrozos de bienes municipales que se han cifrado en 1.000 euros según ha informado el consistorio en un comunicado de prensa. 

Según el ayuntamiento, los vándalos han destrozado varios sensores de movimiento instalados para el encendido del alumbrado, un asidero que permite el uso de los servicios a personas con discapacidad, varias cisternas, han atascado los inodoros, e incluso han descargado su ira sobre un armario en el que se guardan los útiles de limpieza, y del que no han sustraído nada.

Anuncios

El equipo de Gobierno tras tener conocimiento de los hechos y tras realizar las oportunas reparaciones de urgencia, restableció el servicio de los aseos en la tarde de ayer. El ayuntamiento solicitará asimismo los informes oportunos de los servicios sanitarios para verificar el cumplimiento de la normativa vigente en cuanto a higiene y salubridad.

Anuncios

Sobre este asunto, el grupo socialista municipal ha criticado la denuncia pública que realizaba ayer el PP acusando al ayuntamiento de "dejadez en sus funciones". Esta actitud de los populares pone de manifiesto, según el PSOE, una "doble moral". Recuerdan los socialistas que hace unos meses el PP denunció el vandalismo que sufrieron las esculturas de los toros, "y ahora ante un hecho parecido, y a escasos cien metros, culpan de abandono al equipo de Gobierno".


Galería de imágenes