La operación antidroga desarrollada en el municipio cacereño de Eljas el pasado 9 de junio por agentes de la Policía Nacional ha finalizado con la detención de 16 personas, cuatro mujeres y doce hombres, entre ellos una anciana de 86 años de edad.

A los detenidos se les acusa de varios delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, defraudación de fluido eléctrico, contrabando de tabaco, tenencia ilícita de armas y contra la propiedad industrial. De ellos, 14 han ingresado en prisión, como ya informó Radio Interior cuando se desarrolló la operación. Los detenidos, con edades comprendidas entre los 30 y 86 años, tienen antecedentes por diversos actos delictivos y fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente.

La espectacular operación, a la que la Policía Nacional ha denominado Kbello-Capote, contó con la participaron de integrantes del grupo de estupefacientes de la Comisaría Provincial de Cáceres, el grupo operativo local de la Comisaría de Plasencia y el grupo UDYCO XIV de la Jefatura Superior de Madrid. Pero además participaron unidades de las jefaturas superiores de Extremadura, del grupo de estupefacientes de Badajoz y de las unidades UPR y TEDAX-NRBQ, junto a guías caninos y el grupo de estupefacientes de Mérida. También colaboraron las unidades UDYCO de Salamanca, Valladolid, Gijón, Oviedo y Vigo, así como el grupo de estupefacientes de Lugo y la Unidad de Vigilancia Aduanera de Cáceres.

Anuncios
Anuncios

La Policía Nacional llevó a cabo la operación con el objetivo de acabar con un grupo criminal asentado en la localidad de Eljas que se estaría dedicando a la distribución de cocaína en Extremadura y otras provincias del territorio nacional. Para ello se llevaron a cabo 13 registros domiciliarios de manera simultánea en Cáceres, Plasencia, Malpartida de Plasencia, Coria, Eljas, Parla (Madrid) y Burela (Lugo), donde se procedió a la detención de 13 personas y fueron intervenidas armas, sustancias estupefacientes y útiles para el pesaje y corte de la droga. La jueza titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Coria decretó en un principio prisión provisional comunicada y sin fianza para 11 de los detenidos en la operación antidroga de Eljas.

UNA LARGA OPERACIÓN

La Policía Nacional ha esperado casi tres semanas para dar a conocer el resultado de esta operación, en la que se han omitido detalles sustanciales, como la fuga del que es considerado el cabecilla del clan familiar, un hombre cuya identidad se corresponde con las iniciales J.I.R.S., alias Pachequiño. Este hombre logró burlar la vigilancia de los agentes cuando ya tenía los grilletes puestos y se dio a la fuga, aunque decidió entregarse voluntariamente unos días después.

La operación en la que se han implicado numerosas unidades de élite de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado viene de lejos y se inició en el mes de febrero de 2021, tras tener conocimiento de la existencia de un “clan familiar”, que se estaría dedicando a la distribución de cocaína en la región extremeña y otras provincias a nivel nacional, afincado en la pequeña localidad de Eljas.

La Policía Nacional ha desvelado hoy que los agentes se vieron en la obligación de alargar la investigación en el tiempo por la complejidad de las vigilancias debido a las medidas de seguridad adoptadas por los investigados. Los detenidos utilizaban vehículos lanzaderas y otros “caletados” -turismos con habitáculos preparados para ocultación de sustancias u objetos-, y no dudaban en realizar contravigilancias para comprobar y evitar posibles acciones policiales, dificultando los posibles operativos sobre medida, ya que residían en zonas poco pobladas.

Pese a estas medidas de seguridad adoptadas, la Policía Nacional llegó a la plena identificación de las personas que pertenecían a este grupo criminal y a conocer el “rol” de cada uno de ellos, así como sus vías de suministros. Los proveedores de la droga eran individuos de nacionalidad dominicana ubicados en Oviedo y en la zona de Parla (Madrid).

Así, en el mes de agosto de 2021, y en colaboración con los grupos UDYCO de Oviedo, Gijón y Salamanca, se interceptó un envío en Salamanca con destino al principal investigado y se intervinieron 525 gramos de cocaína, por lo que se procedió a la detención de dos individuos. En los posteriores registros en Oviedo se incautaron 7,5 kilogramos de cocaína, 13 kilogramos de sustancias adulterantes, acetona, básculas de precisión, prensa hidráulica, envasadoras, 13.160 euros, teléfonos móviles y un vehículo.

“Esta importante intervención permitió a los investigadores avanzar mucho más en el conocimiento del grupo investigado, toda vez que durante algún tiempo detuvieron su actividad, viéndose obligados a la búsqueda de otros proveedores, lo que permitió la apertura de nuevas líneas de investigación”, añade la información facilitada por la Policía Nacional.

Con toda la información recabada, el 8 de junio se estableció un dispositivo con unidades de las distintas comisarías intervinientes, en el que se localizó al principal investigado contactando con un vehículo que transportaba oculta la droga. En ese momento se procedió a la detención de cuatro personas que viajaban en los dos turismos. Al mismo tiempo se llevaron a cabo registros en 12 domicilios en Cáceres, Plasencia, Malpartida de Plasencia, Eljas, Coria, Parla (Madrid), Burela (Lugo) y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde se detuvo a otras 9 personas implicadas e intervinieron 5 kilogramos de cocaína, 500 gramos de marihuana, 10 kilogramos de sustancia de corte, más de 250.000€ en billetes fraccionados, ocho vehículos, dos motocicletas, escopetas del calibre 12/70, dos armas simuladas, así como los útiles necesarios para la preparación y distribución de las distintas sustancias.

LOS TEDAX EN SAUCEDILLA

Posteriormente, el 20 de junio se llevó a cabo otro registro con la pertinente autorización en la localidad de Saucedilla (Cáceres), interviniendo en un local habilitado como laboratorio de pastillas, donde  localizaron todos los útiles necesarios para la producción de las distintas sustancias y elaboración de comprimidos, interviniendo más de 87.000 pastillas que simulaban otras que ya existen en el mercado, con el consiguiente peligro para la salud pública, junto a más de 97 kilogramos de picadura de tabaco,105 kilogramos de precursores, dos escopetas de calibre 12/70, numerosa munición de distintos calibres, envoltorios para envasado de medicamentos (tipo blíster), basculas de precisión, útiles para el cultivo de marihuana y 630 euros en efectivo.

Cabe destacar que durante el registro se localizaron tres artefactos explosivos, (granada de fusil de instalaza de instrucción, cohete instalaza de calibre 88´9y bomba de aviación de prácticas), por lo que tuvo que desplazarse la especialidad TEDAX-NRBQ de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura, quienes tomaron la determinación de su traslado, con las correspondientes medidas de seguridad hasta dependencias policiales, donde permanecerán bajo custodia para su posterior estudio, análisis y destrucción.

Durante este último operativo se procedió a la detención de otras tres personas, acusados como presuntos responsables de delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, defraudación de fluido eléctrico, tenencia ilícita de armas, contra la propiedad industria ly contrabando de tabaco.

La Policía Nacional ha aclarado que estos últimos detenidos, tuvieron relación con la desarticulación de un grupo organizado el pasado mes de diciembre de 2021, dedicado a la fabricación y distribución de pastillas en España y Marruecos, la que fue la mayor incautación de fármacos hasta el momento en el país, con la intervención de más de 500.000pastillas, desarrollada conjuntamente por la Sección Tercera de la Brigada Central de Estupefacientes, junto con el Grupo II del Greco Levante, ambos pertenecientes a la UDYCO Central y por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Lérida.

Los investigadores pudieron observar, como este clan familiar llevaba un alto nivel de vida, tenían su residencia en una finca separada de la población, que disponía de cinco grandes viviendas, piscinas, turismos y motocicletas de alta gama, todo esto teniendo cuenta que carecían de ingresos.

La intervención tanto de la autoridad Judicial como del Ministerio Fiscal, concretamente el Juzgado de Instrucción número  2 de Coria y la Fiscalía de Plasencia, permitió finalizar con la desarticulación de una organización criminal radicada en Extremadura, culminando con el ingreso en prisión de 14 de ellos.


Galería de imágenes