•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil de Cáceres, a través de los componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, ha llevado  a cabo la fase de explotación de la que ha denominado "Operación Jalama", encaminada a la lucha contra el tráfico de drogas en el noroeste de la provincia de Cáceres y ha detenido a 11 personas, 10 de ellos en Valverde del Fresno y el último en la población madrileña de Fuenlabrada.

La "Operación Jálama", se inició a mediados del mes de febrero al detectar la Guardia Civil un posible punto de venta de drogas, en un establecimiento público de la localidad de Valverde del Fresno.

Anuncios

Iniciada la investigación, miembros de la Policía Judicial de la Guardia Civil lograron identificar y detener a varios ciudadanos portugueses, los cuales portaban cantidades considerables de sustancias estupefacientes, pudiendo constatar que se habían adquirido en el establecimiento objeto de investigación. Los ciudadanos portugueses, según la investigación, pudieran ser pequeños traficantes del país vecino, los cuales adquirían las sustancias estupefacientes en España.

Anuncios

Las labores de investigación se vieron dificultadas por la gran cantidad de medidas de contravigilancia adoptadas por los miembros del clan desarticulado, así como que, para el transporte de la droga utilizaban un vehículo de transporte público precedido de vehículos lanzadera. Tenían en consideración todos los movimientos de las patrullas de la Guardia Civil, comunicando en cada momento la posición de las mismas, todo ello en un perímetro bastante amplio llegando hasta las localidades cacereñas de Coria y Moraleja, distantes a unos cincuenta kilómetros.   

En la mañana del día 17 de junio de 2009,  se llevaron a cabo siete registros simultáneos en domicilios y establecimientos de la localidad de Valverde y otro en un piso de la localidad de Fuenlabrada. Fruto de estos, se procede a la detención de diez personas en Valverde del Fresno y una en Fuenlabrada, todos ellos componentes de la red dedicada a la venta de estupefacientes, ocho de ellos de la misma familia. En los domicilios cacereños,  se han intervenido dos armas de fuego (una pistola y una escopeta), cuatro vehículos de alta gama (uno de ellos con licencia para transporte público), diez teléfonos móviles, algo más de 58.000 euros en metálico, diversos útiles para el pesaje, manipulación, precintado y elaboración de dosis a distribuir, 420 dosis de heroína, 50 papelinas ya elaboradas de cocaína, 2gramos y siete plantas de marihuana, 8.215 gramos de hachís y 9.646 dosis de cocaína de gran pureza.

En el domicilio madrileño, 25 papelinas ya elaboradas de cocaína y libretas con anotaciones sobre diversas cantidades de sustancia y nombres de personas vinculadas a las mismas, así como material para la elaboración de las dosis.

MODUS OPERANDI

La red suministraba hachís y cocaína a pequeños traficantes de varias localidades de Portugal y las localidades de la provincia de Cáceres como Moraleja, Coria, Montehermoso y Plasencia. De igual forma, ellos se abastecían de sustancias estupefacientes provenientes de la provincia de Madrid, en la cual poseían un piso ubicado en Fuenlabrada, sede de una empresa creada para el blanqueo de capitales producto de la venta de drogas.

La organización utilizaba citada empresa, para la facturación de supuestos trabajos agrícolas a lo que se dedicaba parte de los componentes del clan desmantelado. Asimismo, regentaban dos establecimientos, un restaurante y una discoteca, en los cuales se distribuía parte de la droga a pequeña escala, constituyéndose en puntos de venta, entre consumidores de la localidad de Valverde del Fresno y resto de poblaciones de Sierra de Gata que acudían a los establecimientos.

Con el fin de despistar la actuación de la Guardia Civil, dos de los detenidos, portaban dos carteras con placas falsas de la Guardia Civil de Tráfico, las cuales eran mostradas en caso de que fuesen interceptados e identificados por las autorides.

Todos los detenidos fueron puestos a disposición de la titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Coria, que entiende del caso, decretando para ocho de ellos la prisión provisional.


Galería de imágenes