•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Diario Oficial de la Unión Europea eleva de este modo a 101 el número de productos españoles que se encuentran protegidos. Junto a Gata-Hurdes han quedado inscritas las Denominaciones de Origen del Aceite Poniente de Granada, la de la Mantequilla de Soria y dos Indicaciones Geográficas Protegidas, Patata de Galicia y Patatas de Prade. La Unión Europea dio su aprobación definitiva por considerar que no existe ninguna declaración de oposición a la inclusión en dicha lista de estos productos y eleva a 729 productos el repertorio de denominaciones protegidas en la Europa comunitaria. El sistema de indicaciones geográficas y denominaciones de origen se creó en el año 1992 con el fin de evitar casos de competencia desleal y de usurpación por parte de terceros países, así como para favorecer la diversificación de la producción agrícola y ayudar a los consumidores, informándoles sobre las características específicas de los productos y su vinculación con áreas geográficas con un saber hacer reconocido y contrastado.

La Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes ampara bajo su aval de garantía exclusivamente el aceite de oliva virgen extra monovarietal obtenido de la variedad manzanilla cacereña, que se cultiva en el norte de la provincia de Cáceres. Los aceites proceden de las primeras aceitunas de la campaña, recolectadas y seleccionadas manualmente una a una según el ancestral método del “ordeño”. Se trata de un aceite ligeramente dulce con un gran equilibrio entre picantes y amargos y se caracteriza por la intensidad de su frutado, que le otorga unas características organolépticas que le diferencian del resto con aromas destacados de plátano, manzana y hierba recién cortada que le convierten en un aceite frutado verde dulce. El color es amarillo oro cuando el fruto está maduro y puede haber presencia de tonos verdosos si ha sido obtenido de aceitunas recolectadas antes o durante del envero.

En las características físico-químicas se observa que es un aceite denso, con un perfil de ácidos grasos peculiar, con relaciones altas de insaturados y saturados y, a su vez, de oleico y linoleico. El porcentaje de ácido oleico generalmente se sitúa por encima del 75%, lo que le da una clara distinción de los demás. También destaca su alta estabilidad al enranciamiento. La aceituna manzanilla cacereña hace que el aceite Gata-Hurdes adquiera unas características especiales para el paladar, resultando exquisito para el consumo en crudo y muy adecuado para los desayunos, aliños de platos fríos y templados, aperitivos y ensaladas. Es un producto único en España, país en el que está considerado como un auténtico zumo que presenta muchos beneficios para el organismo y que resulta especialmente indicado para problemas digestivos o para eliminar el colesterol. Este aceite no sufre ninguna alteración y a lo largo de su proceso de elaboración alcanza una temperatura máxima de 30 grados; de este modo, lo que hace que mantenga todas sus propiedades y no pierda aromas.