•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El programa de reinserción "Volver a ser", que gestiona la organización Cáritas Diocesana de Plasencia, ha recibido una ayuda de 208.000 euros de la Consejería de Igualdad y Empleo que serán destinados íntegramente a la lucha contra la exclusión social de las personas y colectivos más desfavorecidos.

Esta aportación forma parte de un montante global de 575.000 que ha sido consignado de forma específica en el presupuesto de la Comunidad de Autónoma a favor de las tres Cáritas extremeñas.

La consejera de Igualdad y Empleo, Pilar Lucio, y el director de Cáritas Diocesana, Félix Macías, han suscrito este lunes, en presencia del obispo de Plasencia, Amadeo Rodríguez Magro, y la alcaldesa del municipio, Elia María Blanco, un convenio de colaboración para la cofinanciación del citado proyecto.

Lucio ha asegurado que el Gobierno regional y las Cáritas extremeñas comparten objetivos comunes y que si bien la Junta de Extremadura ha colaborado tradicionalmente con esta organización en distintos proyectos "este año hemos dado un salto cualitativo al incluir en el presupuesto una partida concreta destinada a las Cáritas de la diócesis de Plasencia, Coria-Cáceres y Mérida-Badajoz".

De igual forma, la consejera ha indicado que el convenio es fruto de la necesidad de reforzar la colaboración Junta-Cáritas en la atención, a través del empleo, a colectivos especialmente vulnerables en el contexto actual, como personas sin hogar, inmigrantes, toxicómanos en rehabilitación y expresidiarios.

Además, ha hecho hincapié en que a través del convenio se refuerzan los mecanismos de cooperación entre ambas entidades en la lucha contra la exclusión social de las personas y colectivos más desfavorecidos de la región.

Por su parte, el director de Cáritas Diocesana de Plasencia ha puesto de manifiesto que sin la aportación que realiza el Gobierno regional, sumada a la subvención del Ayuntamiento y a las donaciones, el proyecto de reinserción sería "prácticamente inviable" sobre todo en un momento como el actual en el que las 30 plazas del programa se encuentran ocupadas de forma "casi continua".

Macías ha explicado que el programa Volver a ser cuenta con tres fases, una primera de acogida que se lleva a cabo en el Centro de Acogida Temporal (CAT), la segunda correspondería a la estancia en el Centro Regional de Inserción, y la tercera a los pisos de vida autónoma.

El objetivo del proyecto es la reinserción social y laboral de los participantes en el mismo.