•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Navalmoral de la Mata, Rafael Mateos, anunció ayer que los establecimientos públicos autorizados para dispensar bebidas podrán sacar barras añadidas a la calle durante el próximo carnaval.

Esta norma, junto con otras dos, quedó plasmada en un bando dictado ayer que tiene como objetivo fundamental conjugar diversión y respeto, ya que, en opinión del alcalde, "nuestros derechos terminan donde empiezan los de los demás".

Los establecimientos interesados en instalar barras en la vía pública deberán solicitarlo previamente al ayuntamiento, que encargará un informe a la Policía Local que será, en última instancia, la encargada de dar el visto bueno o desautorizar la propuesta. El alcalde insistió en que la autorización no será válida para todos, sino sólo para aquellos "que no supongan ningún problema de seguridad o circulación para las personas o los vehículos". Por tanto, la autorización queda condicionada a la ubicación de cada negocio y en todos los casos se establece una limitación horaria hasta las 00.00 horas. A partir de la medianoche, todas las barras deben ser recogidas de la calle.

Anuncios
Anuncios

Mateos dejó claro en su comparecencia de ayer ante los medios informativos que los titulares de los establecimientos autorizados serán responsables de la limpieza del entorno, ya que no se cobrarán tasas por ocupación de la vía pública.

La segunda norma que regula el bando hace referencia a los ruidos. Durante el Carnaval de Navalmoral de la Mata estará prohibida la circulación y utilización de vehículos que lleven altavoces o medios de reproducción sonora, salvo los días en los que haya desfile, es decir, el nocturno y los correspondientes al domingo y el martes. La alcaldía ha cursado instrucciones a la Policía Local para que imponga sanciones a los infractores a quienes se les podrá llegar a requisar el vehículo.

Por el contrario, sí estará permitido el acompañamiento musical de los grupos que contribuyan a la ambientación de las calles, "siempre y cuando no suponga un menoscabo del derecho del resto de ciudadanos". Esta norma afecta a grupos musicales y charangas, que podrán participar en pasacalles durante las fiestas, aunque sus actuaciones también están limitadas al mismo horario que la recogida de las barras, es decir, las 00.00 horas de cada jornada.

Mateos se mostró convencido de que "ya era hora" de dictar un bando que regule algunas normas de obligado cumplimiento para la fiesta debido a la presencia, cada vez mayor, de visitantes en Navalmoral con motivo de los carnavales. Bajo su punto de vista, se trata de una cuestión de derechos ciudadanos, pero también de imagen de cara al exterior.

Con respecto a este último aspecto, el alcalde reconoció que se ha aconsejado a las peñas que no consuman alcohol durante los desfiles carnavaleros por "el mal efecto que hace". La edil de Ocio, María García, explicó que algunos grupos han reconocido que sintieron cierto bochorno al ver en diferido la transmisión del desfile por televisión y observarse con copas de alcohol en las manos. Desde el ayuntamiento se les ha pedido que actúen de forma más discreta, pero el resultado no podrá conocerse hasta el domingo de Carnaval. En la última edición, los medios de comunicación se hicieron eco de las críticas de numerosos aficionados que lamentaban que los componentes de las peñas desfilasen con un vaso en la mano.

Mientras, Navalmoral de la Mata continúa con los actos previos a su fiesta grande y la coronación de las reinas y damas del Carnaval 2008 tendrá lugar hoy a partir de las 20.00 horas, en el salón de actos de la Casa de la Cultura. La coronación de las reinas y damas contará este año como novedad con la actuación del grupo de Coros y Danzas Renacer de Badajoz.


Galería de imágenes