El restaurante cacereño Atrio se ha hecho con la tercera Estrella Michelin en la gala de la guía gastronómica, celebrada en Toledo, que ha posicionado definitivamente al restaurante cacereño como uno de los mejores establecimientos españoles.

De esta forma, junto con los hermanos Sergio y Javier Torres, del restaurante Hermanos Torres en Barcelona, son ya los nuevos restaurantes con tres Estrellas Michelin en España y Portugal.

Toño, de restaurante Atrio de Cáceres.

Anuncios
Anuncios

Además, hay que destacar que la sorpresa de la gala Michelin celebrada el año pasado en Valencia, con la entrega de la primera estrella al restaurante Versátil, ubicado en Zarza de Granadilla, se ha continuado este año con la consolidación de este galardón.

Cocinero de Versátil, que consolida su estrella Michelín.

Así se ha dado a conocer durante la Gala Michelin 2023 en la que se han elevado a 13 el total de restaurantes en la península que lucen la máxima distinción de la prestigiosa guía culinaria, ya que ninguno de los triestrellados han perdido galardón.

Toño Pérez, asentado desde hace años entre los mejores chefs del país ve así reconocida su «elegante y delicada propuesta, que ha dado una vuelta al ADN de la tradición gastronómica local, con el cerdo ibérico como gran protagonista, para cautivar nuestro paladar desde la pasión, la sinceridad y la excelencia técnica», según recoge la edición de la Guía Michelin presentada hoy.

La relación de Atrio con las estrellas Michelin nace en 1994, cuando todavía enclavado en la plaza de los maestros, recibió la primera distinción. Nueve años después, en 2003, recibía la segunda. A pesar de que al frente de los fogones se encuentra Toño Pérez, el proyecto de Atrio sería impensable sin la presencia de José Polo, copropietario y sumiller del restaurante que recientemente ha recibido el Gueridón de Oro, concedido por Gastronómika en San Sebastián.

Versátil, el proyecto gastronómico creado por los hermanos Hernández Talaván en su pueblo natal, enclavado en la comarca cacereña de Trasierra-Tierras de Granadilla, ve así reconocida su atrevida apuesta de cocina creativa en una localidad de apenas 1.800 habitantes. Su chef, Alejandro Hernández, podrá lucir un año más en su chaquetilla el apreciado distintivo estrellado.