Dos establecimientos de Mérida, ubicados en las calles Graciano y John Lennon, fueron denunciados por la Policía Local el pasado viernes por venta de alcohol a menores.

Esta intervención, enmarcada dentro de la campaña de vigilancia y control de la venta de alcohol a menores, ha incluido también la denuncia por venta de alcohol después de las diez de la noche, así como la intervención de diversos productos alcohólicos.

El objetivo de esta actuación, según el consistorio emeritense, es seguir persiguiendo los problemas del consumo de alcohol, fundamentalmente en menores.

Anuncios
Anuncios