La coordinadora de Podemos Extremadura, Irene de Miguel,  ha tildado de “esperpento” el viaje en tren del pasado jueves de la ministra de Transportes en el tren que unirá el norte de Cáceres con Badajoz. “Fue un espectáculo surrealista porque ni es alta velocidad, ya que hay tramos que va a 50 kilómetros por hora, ni tampoco es un tren que una Plasencia-Badajoz como nos prometieron”, ha asegurado.

De Miguel cree que este viaje “es una humillación más que se suma a la historia de las humillaciones del tren extremeño”. Ha asegurado que Extremadura necesita un tren de altas prestaciones que vertebre y que conecte la región y “el tren que vino el otro día, y que hizo Plasencia-Badajoz, no es el tren digno que nos merecemos”.

Por otra parte, Irene de Miguel  ha mostrado su satisfacción “relativa” por el paquete de medidas que el pasado sábado se aprobaron en el Consejo de Ministros Extraordinario para hacer frente a la inflación, “aunque algunas de ellas son todavía insuficientes”. De Miguel ha señalado como muy positivo el incremento del 15 por ciento para las pensiones no contributivas “porque 12.000 extremeños y extremeñas van a recibir 60 euros más al mes”, la limitación del precio de la bombona de butano o el cheque de 200 euros para las personas más vulnerables.

Anuncios
Anuncios

De Miguel también se ha referido a las ayudas al bono de transporte público, que cree que no va a tener en Extremadura la misma repercusión que en otras regiones “porque no tenemos un abono autonómico”. “Esta es una de las demandas que vamos a hacer en el Debate de Estado de la Región, un abono transporte que compagine tren y autobús, para fomentar el uso del transporte público en la región”, ha dicho.

Por último, la coordinadora ha lamentado que el impuesto a las grandes eléctricas “no se haya puesto antes”. “Nos parece que no hay que esperar hasta enero para poner este impuesto a empresas que están haciendo beneficios escandalosos porque necesitamos redistribuir la riqueza”.