Agentes de la Policía Nacional, pertenecientes a la comisaría provincial de Badajoz, han detenido a dos mujeres y un hombre, por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Del primero de los hechos se tuvo conocimiento cuando el pasado 20 de marzo un agente franco de servicio, se percató del penetrante olor que emanaba de una nave situada en el Camino de la Estación Pecuaria, observando al mismo tiempo que la puerta de acceso se encontraba forzada, motivo por el que solicitó la presencia de miembros de policía judicial a través de la Sala CIMACC 091.

Los agentes desplazados se hicieron cargo del resto de gestiones para la localización dela persona responsable de dicha nave, que a su llegada al lugar, confirmó ser inquilina del inmueble que había dejado completamente cerrado, según ha informado la Policía Nacional.

Anuncios
Anuncios

Ante las preguntas de los actuantes sobre el olor a marihuana que había en el ambiente, manifestó que en el interior había una plantación tipo “indoor”, motivo por el cual, con los permisos pertinentes se accedió al interior corroborando las afirmaciones de la responsable, procediendo en ese instante a la detención de la misma por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, interviniendo un total de 65 plantas, numerosas macetas vacías, transformadores, lámparas y otros útiles para el cultivo de esta planta.

El segundo de los hechos que nos ocupa, se tuvo conocimiento por investigaciones propias del grupo de estupefacientes de la comisaría Provincial de Badajoz, por la posible activación de un punto de venta de sustancias estupefacientes en la calle Tomas Rabanal Brito.

Así, los agentes realizaron las gestiones tendentes a la localización exacta de dicho domicilio e identificación de los presuntos responsables.

Los investigadores comprobaron como de un domicilio de la mencionada calle emanaba un fuerte olor característico de esta planta, así como, un sonido monótono constante de las máquinas de refrigeración, necesarias para generar la temperatura idónea para el crecimiento de la misma. Además, el fluido eléctrico se encontraba conectado de manera fraudulenta.

Con toda la información recabada por los policías,  se procedió a la entrada y registro en la vivienda citada, localizando un total de 160 plantas de marihuana y útiles propios para estimular el crecimiento de estas plantas (trasformadores, lámparas y mamparas protectoras, ventiladores, filtros, extractores, abono, etc.). Igualmente se procedió a la detención delos moradores de la vivienda, acusados de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos son dos mujeres y un hombre de entre 25 y 48 años de edad, con antecedentes policiales, dando cuenta de todas las actuaciones a la Autoridad Judicial competente.