Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al puesto de Logrosán (Cáceres), han investigado a un ganadero de esta localidad, como supuesto autor de los delitos de hurto y apropiación indebida de cerca de 300 ovejas, procedentes de dos explotaciones ganaderas situadas en términos municipales de las provincias de Cáceres y Badajoz

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de diciembre, a raíz de la actividad inspectora llevada a cabo por facultativos veterinarios pertenecientes a la oficina veterinaria de Zorita (Cáceres) en la que, tras una visita de inspección a una explotación ganadera situada en el término municipal de Berzocana (Cáceres), a las numerosas infracciones administrativas observadas se sumaba el hecho de que en la explotación convivían un número de ovejas muy superior al dado de alta en la misma.

Además, los veterinarios observaron cabezas de ganado cuya propiedad no se correspondía con el titular de la explotación inspeccionada, sino con el de una explotación ganadera situada en el término municipal de Logrosán, lo cual acabó desembocando en una denuncia presentada ante la Guardia Civil, por parte del titular de esta, en la que denunciaba la desaparición de 62 cabezas de ganado (ovejas).

Anuncios
Anuncios

La Guardia Civil de Logrosán abrió una investigación para tratar de esclarecer los hechos, entablando al efecto una colaboración con la Oficina Veterinaria de Zona de Zorita , que permitió conocer que el ganado hallado en la finca del investigado fue llevado allí sin permiso de su propietario y sin las obligatorias autorizaciones administrativas de traslado de animales. Al parecer, tras el encargo y la estrecha relación mantenida con el propietario de los animales, quien en su momento le había confiado su cuidado, habría aprovechó para, supuestamente, apropiarse del mismo.

Además, del informe emitido por los veterinarios, se extrajo que en la explotación inspeccionada convivían animales procedentes de otras explotaciones ganaderas, no constando documentación alguna que justificara la presencia de este ganado en el lugar. De esta manera, se localizaron un total de 27 ovejas pertenecientes a una ganadería radicada en el término municipal de Puebla de Alcocer (Badajoz), averiguando que el titular de la misma había sufrido, en el año 2020, la sustracción de 216 ovejas.

Finalizada la investigación y con el conjunto de pruebas incriminatorias obtenidas, el pasado día 11 de febrero, los agentes investigaron al titular de la explotación ganadera inspeccionada, como supuesto autor de un delito de apropiación indebida de 62 ovejas procedentes de una explotación ganadera de Logrosán, así como por un supuesto delito de hurto de 216 ovejas de otra explotación ganadera situada en la localidad pacense de Puebla de Alcocer.

Tras instruir las diligencias correspondientes por los delitos investigados, las mismas han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Logrosán.


Galería de imágenes