•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fueron a pasar unas horas con sus amigos y a ver un partido de fútbol y han quedado atrapados en el aeropuerto Macedonia de Tesalónica, la ciudad portuaria de Grecia que se encuentra a las puertas del Mar Egeo. La burocracia del Covid ha jugado una mala pasada al futbolista Javito, natural del municipio cacereño de Moraleja, su mujer y sus dos hijas.

El futbolista Francisco Javier Peral y su familia nunca perdieron sus fuertes lazos de amistad con los griegos tras su paso por el Aris de Salónica, con el que jugó cinco años, y con el Olympiacos, donde permaneció seis meses. Por eso decidieron tomar un avión el pasado fin de semana y viajar a Grecia con la intención de regresar el lunes por la noche a Moraleja.

Sin embargo cuando acudió con su familia al aeropuerto para regresar a España vía Inglaterra, la aerolínea no les permitió volar alegando que no tenían las dos dosis de la vacuna. El propio Javito explicó a Sportday.gr que habían pasado la enfermad del Covid-19 y según el protocolo médico en España les ha sido administrada una única dosis de la vacuna. Perdieron el vuelo y se vieron de noche en el aeropuerto sin saber dónde recurrir.

Anuncios
Anuncios

Javito expresó su malestar por no poder volver a España para retomar su actividad laboral y escolarizar a sus hijas sin que nadie aportara soluciones al problema. A partir de ahí se sucedieron las llamadas telefónicas intentando buscar una solución a tan anecdótica situación mientras la familia se preguntaba cómo fue posible viajar hasta Salónica y sin embargo les prohibieron regresar.

El futbolista, ahora en las filas del Moraleja, lamenta que las autoridades del aeropuerto no conozcan las leyes europeas sobre el Covid y ha echado mano del humor para decir que debería escribir un libro para el que ya tiene título: “La odisea, el regreso de Javito y su familia a España”.

Javito pidió a los responsables del aeropuerto que escanearan sus documentos para ver el código QR y darles luz verde en su intento de regresar a España, pero asegura que no lo hicieron y les dieron la espalda. En cualquier caso aclaró que es un asunto que no tiene nada que ver con Grecia.

La familia se encuentra en contacto con el consulado español y la policía y ha puesto el asunto en manos de sus abogados para buscar la manera de subirse a un avión y regresar a Moraleja. De momento, Javito, su mujer y sus dos hijas, siguen en Grecia.


Galería de imágenes