•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha desmantelado un activo grupo criminal especializado en la comisión de hurtos y robos en explotaciones agrícolas y ganaderas que operaba en la provincia de Cáceres y en la zona sur de la de Salamanca, en el marco de una operación en la que han sido detenidas 15 personas.

Tras más de dos años de investigación y la práctica de dos registros domiciliarios, realizados el pasado 13 de septiembre, los agentes han recuperado más de 300 efectos de procedencia supuestamente ilícita y han esclarecido, hasta el momento, 60 delitos contra el patrimonio, se ha informado este jueves en nota de prensa.

Las denuncias presentadas por diferentes hurtos y robos cometidos desde mediados de 2019 en distintas zonas de la provincia de Cáceres y el sur de la provincia de Salamanca llevaron a la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres a abrir varias líneas de investigación.

Anuncios
Anuncios

El conjunto de información obtenida en esta primera fase de la investigación condujo a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) a establecer una serie de patrones que, finalmente, han desembocado en la apertura de la denominada “Operación Pentateuco”.

Así, los agentes detectaron la existencia de un grupo criminal, integrado por un importante número de personas que, afincado en el norte de la provincia cacereña, delinquía regularmente en las provincias de Cáceres y Salamanca.

Significativo para el avance de la operación fue la comisión de varios robos en explotaciones ganaderas del término municipal de Santiago del Campo (Cáceres), donde se identificó a un integrante de la organización, a quien pudo situarse en otro robo, cometido en menos de una semana, a más de 100 kilómetros del primer hecho.

Poco después, tres nuevos delitos se cometieron en la localidad de Oliva de Plasencia (Cáceres) con similar modus operandi, y en uno de los cuales sus autores se vieron sorprendidos al atascarse en el barro el vehículo que utilizaban, que, además, había sido sustraído días antes en los robos cometidos en Santiago del Campo.

Durante el mes de enero de 2021, en una misma noche, se perpetraron otros cinco delitos de robo en varias explotaciones agrícolas y ganaderas de la localidad cacereña de Alagón del Río.

Tras investigar estos hechos se consiguió averiguar que un integrante de la organización había alquilado un furgón de gran tamaño, averiguando que el recorrido realizado por él ese día coincidía plenamente con los hechos y tramos horarios de la comisión de los delitos.

En otro momento, ese mismo furgón de alquiler fue detectado e interceptado en Plasencia (Cáceres) e identificados sus ocupantes, uno de los cuales era componente del grupo investigado.

Fechas después perpetraron una nueva serie de robos, en esta ocasión en la provincia de Salamanca, lo que ponía de manifiesto la gran movilidad e infraestructura que poseía el grupo.

Así, tras la realización de los dos registros domiciliarios, la Guardia Civil procedió a la detención de 15 personas por su presunta participación en los hechos investigados, con lo que se da por desarticulada una activa banda criminal que centraba su actividad, especialmente, en explotaciones ganaderas, agrícolas y casas aisladas.

A los detenidos se les imputan delitos continuados de robo con fuerza y hurto, robo y hurto de uso de vehículos, pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública (en su modalidad de tráfico de drogas), tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y contra la flora y fauna.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias policiales, los detenidos fueron puestos a disposición del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 2 de Plasencia. EFE


Galería de imágenes