El Ayuntamiento de Badajoz ha incorporado un nuevo sistema para facilitar el pago del billete o la obtención de los distintos abonos del autobús urbano a través del móvil, donde se tendrá también acceso a información sobre las líneas e incluso solicitar el bus a demanda en determinados horarios.

El concejal del área, Jesús Coslado, ha explicado a los medios que este nuevo sistema, cuyas primeras aplicaciones arrancarán el próximo 22 de agosto, no solo es idóneo «porque los terminales TPV tenían más de 25 años», sino también «por las innovaciones que incorpora».

Así, el usuario podrá pagar el billete a través del móvil y con solo pulsar un botón de su terminal subir al autobús gracias a un código QR.

Anuncios
Anuncios

De esta forma, no hará falta acudir a la oficina habilitada para gestionar estos pagos ni abonar el billete al subir al vehículo con dinero en metálico, tal y como ha dicho Coslado.

Todo ello es posible gracias a que se podrán recargar para efectuar estos pagos distintas cantidades a través de la tarjeta de crédito.

Además, el ciudadano tendrá acceso mediante su teléfono móvil a los distintos abonos transporte a los cuales se pueda acoger (el estándar, para jóvenes, mayores, desempleados…), servicio que comenzará a funcionar «en unas tres semanas».

Y podrá acceder también a toda la información disponible en relación a los abonos o precios reducidos (por ejemplo los relativos a las horas valle o para acudir al recinto ferial o al cementerio), así como a las líneas y a su periodicidad de paso.

A su vez, «dentro de unos cuatro meses» se contará con la funcionalidad «Bus a la demanda», que permitirá al ciudadano, principalmente en horarios nocturnos y de fines de semana, reclamar la llegada del autobús.

Esta iniciativa se ha ideado para aquellos momentos en que, por la menor frecuencia de usuarios, los autobuses se encuentran vacíos, lo que permitirá al vehículo estar parado hasta que un ciudadano lo reclame, con lo que se produce «un ahorro evidente».

Esta última novedad adquiere más importancia si cabe durante un periodo de pandemia donde, como se ha expresado, los autobuses solo han recuperado en torno a un 60/50 por ciento (según si se trata de un periodo con actividad universitaria o no) de la demanda que se alcanzaba antes de la crisis sanitaria.