El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha acordado este miércoles el cierre perimetral de tres municipios, ha decidido prorrogar la clausura de cuatro de ellos y ha permitido la vuelta a la normalidad de otros seis.

Los tres municipios que inician el cierre perimetral son Guadalupe, Segura de León y Oliva de Mérida, mientras que continúan con la medida al menos una semana más Zarza de Granadilla, Malpartida de Plasencia, Bodonal de la Sierra y Fuentes de León.

Por el contrario, decae el cierre perimetral y recuperan la normalidad otras seis localidades: Malpartida de Cáceres, Arroyo de la Luz, Madroñera, Guareña, Salvaleón y Salvatierra de los Barros.

Anuncios
Anuncios