•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría Provincial de Badajoz, procedieron a la detención de un varón por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, concretamente tráfico de drogas.

Los hechos tuvieron lugar en relación con los diversos controles aleatorios realizados por Policía Nacional en las distintas vías de entrada y salida de Badajoz.  Así, funcionarios pertenecientes a las brigadas provinciales de seguridad ciudadana y de policía judicial establecieron un dispositivo de control en la salida de la ciudad, concretamente en la vía de servicio de la Nacional V, con la intención de controlar personas y vehículos que transitaran por dicha vía.

Durante el control, los agentes detectaron un coche que al acceder a la gasolinera lo hizo como si no conociera la zona, dudando si entrar o no a la misma. Por ello y para comprobar la procedencia del conductor de dicho vehículo, el motivo del viaje así como la documentación acreditativa del mismo, se decidió detener su marcha y comprobar dichos extremos.

Anuncios
Anuncios

Una vez a la altura de los agentes, comprobaron que el vehículo iba ocupado por un hombre, quien a las diferentes preguntas mostró una actitud nerviosa y esquiva, sin justificar en ningún momento el motivo de su desplazamiento a Extremadura.

Los policías decidieron realizar una inspección minuciosa en el interior del turismo, en la que localizaron en la parte trasera del asiento central del vehículo una modificación que no correspondía con su estado normal. Tras incidir en dicho punto, observaron como al tirar de ella se movía a modo de tapadera, y encontraron dentro de esta un pequeño habitáculo en el que observaron paquetes envueltos en “parafilm”.

Por todo ello se practicó la prueba del “narcotest” a la sustancia del interior de los paquetes, la cual resultó positivo en cocaína, motivo por lo cual se procedió a la detención del responsable del hecho delictivo, por un presunto delito contra la salud pública. La cocaína incautada arrojó un peso final de 1.235 gramos, con un valor aproximado en el mercado ilícito de 74.000 euros.

El detenido, un varón de 32 años de edad con antecedentes por hechos similares, tras la instrucción del atestado fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su ingreso en prisión.


Galería de imágenes