•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Quién roba a Extremadura? ¿Quién se lleva las materias primas? ¿El litio para quién es? ¿Se nos sigue considerando una colonia?

¿Por qué no se puede poner una fábrica de baterías en Extremadura si el litio necesario lo sacan de Extremadura? ¿Acaso no hay terreno para fábricas en Extremadura? ¿No hay mano de obra? ¿No hay jóvenes? ¿No hay paro? Como españoles, ¿no tenemos derecho a una igualdad de oportunidades? ¿Estamos condenados, por los gobiernos sucesivos, a la emigración, a estar sometidos a los intereses a que hemos estado siempre?

Está por la primera vez que se haya intentado industrializar a Extremadura. ¿Cuántas industrializaciones, re-industrializaciones y lo siguiente, se siguen haciendo en los mismos sitios?

Anuncios
Anuncios

¿Por qué ese empeño en machacar a los pobres y llevar ofrendas a los ricos, a los golpistas, que ni siquiera les reciben? ¿Qué complejo tienen con los golpistas para que haya que ir a venerarlos en vez de hacerles cumplir la ley como a todos los españoles?

¿Quién ha vaciado a la España vacía, quién la ha saqueado? ¿Tenemos que seguir soportando esta afrenta, de siglos, callados?

¿Para qué queremos a los representantes elegidos en Extremadura? ¿Para que la defiendan con la boca chica, o para que la vendan, para seguir a las órdenes de partidos con intereses contrarios a los de Extremadura?

La disciplina de partido va contra la Constitución, artículo 67.2. Estáis obligados a esa disciplina aunque haya que votar contra Extremadura. ¡Rompedla de una vez! Nos tienen “legalmente” secuestrados, indefensos y es inconstitucional impedir que los representantes del pueblo puedan defenderlo por encima de otros intereses. Esto no puede seguir así en plena democracia. Con la complicidad de los propios extremeños nos están saqueando generación tras generación y aquí nadie se rebela.

Dice el Presidente Sánchez, refiriéndose al tren y al AVE: “Los extremeños  no viven de promesas, sino de realidades”. ¡Pues cúmplala, señor presidente! Esas palabras son “engañabobos”. ¿Para qué las dice? ¿Para engañarnos otra vez más o para cumplirlas? ¡Llevamos 40 años esperando la industrialización de Extremadura y dejar el último lugar!

¿Qué ha pasado con las minas de estaño, las segundas “mejores del mundo”, según decían, en la zona del Palancar, Cañaveral y Torrejoncillo? ¿También se van a llevar el estaño a Cataluña sin que el pueblo extremeño se entere y los que tienen que hablar se callen? ¿Cuántas minas de oro o metales preciosos se han estado explotando en Extremadura como si fueran de hierro con las complicidades oficiales?

No nos engañan aunque se lo crean. Sabemos sus manejos, sus intereses y dónde los tienen. ¡A ustedes no les importa Extremadura, sino el poder, su poder! Esperamos que una nueva generación sea capaz de enfrentarse a esta discriminación infame. Nosotros, mientras podamos, no nos callaremos, aunque no tengamos el poder necesario.


Galería de imágenes