•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este miércoles podría considerarse negro en la prisión penitenciaria de Cáceres que acabó con la vida de un recluso, una pelea entre internos y un incendio en una celda del módulo 3.

El incendio ocurrió en el momento de la apertura de las celdas, fue en ese momento cuando los funcionarios se percataron de la existencia de un incendio en una de las celdas.

Las llamas provenían de una de las celdas de la segunda planta, cuando los funcionarios llegaron, el interno había quemado el colchón y sus pertenencias.

Anuncios
Anuncios

Como consecuencia de las llamas, el preso presentaba quemaduras en toda la cara por lo que fue trasladado a un hospital cacereño para posteriormente derivarlo al hospital madrileño de La Paz.

Mientras los trabajadores se encontraban inmersos en la limpieza de la celda incendiada, se produjo una pelea entre recursos teniendo uno de ellos que se trasladado a aislamiento por su comportamiento altamente agresivo.

Tal y como ha indicado CSIF, los funcionarios durante el reparto de correspondencia localizaron una revista sobre coches que en su lomo oculta una tira de una sustancia al parecer heroína y en otra carta, dos mascarillas que ocultan sendas tarjetas de teléfono móvil, algo totalmente prohibido en un centro penitenciario.

Durante la tarde, en el módulo 2, los funcionarios de servicio localizan a un interno que no puede levantarse de la cama, con evidentes síntomas de haber consumido sustancias psicotrópicas, teniendo que ser trasladado a la enfermería, según el sindicado.

En el mismo módulo 2 y también durante la tarde, cuando el funcionario de servicio se dispuso a la bajada al patio de los reclusos que permanecerían en sus celdas localizó a uno de ellos tirado en un charco de sangre. EL funcionario pidió ayuda inmediata y lo trasladaron a la enfermería donde únicamente se pudo certificar su muerte.

Ante esta situación, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), considera que una serie de nuevos incidentes ocurridos ayer, en la prisión de Cáceres, tras el incendio de una celda obliga a la administración penitenciaria a solucionar la escasez de la plantilla de funcionarios de este centro.

El sindicato considera deplorable que desde Instituciones Penitenciarias, en lugar de potenciar el aumento de efectivos, se vayan a detraer 4 funcionarios en prácticas para trasladarlos a otros centros penitenciarios.


Galería de imágenes