•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las diferentes ONG ambientales de Extremadura han anunciado que no permitirán un dragado del río Guadiana a su paso por Badajoz sin una restauración ambiental integral de todo el ecosistema.

Así lo han anunciado las seis asociaciones destacando que este dragado produciría un incremento de la profundidad de los hechos. Además, han apuntado que es “imposible” que el proyecto de dragado pueda obtener un informe favorable sin una restauración posterior de los ecosistemas acuáticos del río y de la estructura morfológica de su lecho.

Cualquier proyecto que quiera promover la Confederación Hidrográfica del Guadiana en este espacio protegido por la Unión Europea debe ser autorizado por la Junta de Extremadura y contar con un Informe de Afección a Red Natura favorable”, han apuntado.

Cabe recordar que el río Guadiana a su paso por Badajoz está declarado como Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) siendo una de las pocas situadas en entornos urbanos de toda Europa y que aporta a la ciudad un valor indudable para la calidad y salud de sus vecinos, tal y como han apuntado desde las diferentes organizaciones.

Las ONG ambientales han considerado que “antes de tomar medidas puntuales que pudieran tener un efecto placebo inmediato que de ninguna manera solucionarán el problema a largo plazo, es necesaria una visión más amplia de la cuenca, actuando en toda la zona de distribución actual y potencial de las especies invasoras y no solo en el tramo urbano de Badajoz”.

Ante esta situación, las ONG han reclamado “medidas realistas” en el marco de la planificación hidrológica, como la depuración en los sistemas de evacuación de aguas de riego de los cultivos intensivos de la cuenca, dirigidas a reducir la entrada de fertilizantes que están contaminando las aguas y favorecen la expansión de estas especies.

También la incorporación de medidas para reducir la alteración hidromorfológica de las orillas, para recuperar el papel protector de los bosques y vegetación de ribera, que han desaparecido en numerosos tramos del Guadiana y replantear, así como fijar, un régimen de caudales ecológicos en el eje principal del río que incluya caudales máximos, mínimos, generador y tasas de cambio que dificulten la presencia de esta especie y otras invasoras.

En este sentido, las ONG ambientales reclaman al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y al Director General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura que se convoque una reunión de todas las partes para poner sobre la mesa las preocupaciones y soluciones ambientales que se plantean.


Galería de imágenes