•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura sólo suspenderá la actividad completa de un centro educativo  si las autoridades sanitarias constatan que hay transmisión descontrolada del virus Covid-19. En caso de aislamiento de un municipio, la Junta  determinará, en función de la prevalencia del virus, si los centros educativos se cierran o se mantienen abiertos.

Cerca de 174.000 estudiantes regresarán progresivamente a las aulas en los próximos días y, entre otras medidas adoptadas por la crisis sanitaria, la Junta de Extremadura distribuirá 7.000 tabletas electrónicas más, con posibilidad de conexión a Internet 4G, y a lo largo del curso escolar, Extremadura recibirá la inversión de 8,5 millones de euros más para equipamiento tecnológico.

Nuria Flores, consejera de Educación en funciones, ha explicado que este curso escolar va a estar muy marcado por la evolución de la pandemia y ha asegurado que el curso “se va a iniciar con la máxima presencia de alumnado en los centros educativos”.

Flores recordó que se han contratado 744 docentes más en las plantillas previstas para este curso «con el objetivo de garantizar el distanciamiento entre el alumnado y reducir las ratios de las aulas». En el caso de la educación concertado, se incorporarán 150 docentes más que facilitarán la reducción del número de estudiantes por aula.

Para atender las nuevas necesidades de los centros de Educación Infantil y Aulas 2-3 en centros de Infantil y Primaria, se ha contratado a 38 técnicos de Educación Infantil extra, «personal no docente que atiende al alumnado de 0 a 3 años».

La Junta de Extremadura ha adquirido, con carácter de urgencia, casi 15.000 pupitres individuales, mesas del profesorado y para comedores, así como pizarras portátiles y 467 paneles interactivos de última tecnología.

Además, otro personal esencial en el refuerzo de los centros seguros frente a la Covid-19 es el encargado de la limpieza. Por ello, se han contratado 169 trabajadores más, pero la medida sólo afecta a los centros donde la Junta tiene competencia.

Dado que el uso de las mascarillas es obligatorio desde los seis años y el alumnado llevará esa protección a lo largo de toda la jornada escolar, la Consejería de Educación y Empleo ha adquirido más de dos millones de mascarillas homologadas para el profesorado de los centros, que se han repartido a lo largo de estos primeros días de septiembre. Del mismo modo, se ha hecho llegar una reserva de mascarillas a cada centro sostenido con fondos públicos para proporcionarla a aquel alumnado que tenga la necesidad.

Para la adquisición del resto de material de protección, los centros han recibido entre 500 y 4.000 euros en función del alumnado matriculado, dinero destinado a la compra de termómetros, geles hidroalcohólicos, alfombras desinfectantes, papeleras, etcétera.

“Con este paquete de medidas y recursos puestos en marcha, la Junta de Extremadura ha organizado un inicio de curso seguro”, concluyó la consejera, pero “somos realistas y conscientes de que el riesgo cero no existe, y por ello, todas estas medidas van dirigidas a reducir al mínimo los factores de riesgo y dar certidumbre a la comunidad educativa”.

Por su parte, el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya,  ha cifrado la inversión para el inicio de este nuevo curso en 55 millones de euros, y anunció que el día 14 de septiembre se abrirán los 206 comedores escolares de la región, que atenderán a 13.200 alumnos, la mayoría becados, y 232 aulas matinales para 6.400 escolares. Las rutas de transporte escolar comenzarán el día 10 y funcionarán unas 600