•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Sanidad de Extremadura, José María Vergeles, ha asegurado que acata el auto judicial que deniega la solicitud de la Junta para limitar a 15 personas las reuniones familiares y botellones.

Concretamente, El Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Mérida ha dictado un auto por el que deniega la resolución presentada por la Junta de Extremadura para limitar a más de 15 personas las reuniones familiares en el ámbito privado y en espacios públicos para consumo de bebidas alcohólicas o para otras actividades no autorizadas (botellones).

A pesar de esta decisión del auto juducial, Vergeles ha ratificado que la epidemiología confirma que en las reuniones familiares se encuentra el origen de “muchos de los focos activos en Extremadura y por esto lo recomendamos. Todo menos engañar a la ciudadanía”.

El consejero de Sanidad también han manifestado este jueves que intensificarán las medidas de control y sanción en el cumplimiento de las distancias de seguridad, uso de mascarillas e higiene de manos en espacios públicos y en determminados espectáculos.

“Nadie quiere, nadie se merece que volvamos atrás en el control del virus por el incumplimiento de unos pocos”. Por eso lo primero apelo a la responsabilidad y lo segundo es endurecer los controles de cumplimiento”, añadió.

Como informó Radio Interior,  Extremadura remitió este lunes un extenso informe sanitario a la autoridad judicial donde expuso los motivos sanitarios y epidemiológicos por los que era necesario  prohibir las reuniones de más de 15 personas en espacios privados, aunque sean abiertos, así como la celebración de botellones en la vía pública, además de otro tipo de aglomeraciones.

No obstante, Vergeles dijo que hay muchos métodos para detectar un  incumplimiento y explicó que si en un estudio epidemiológico se demuestra que hubo más de 15 personas en una comida de la que después ha salido un positivo se adoptarán las medidas que contempla la Ley.


Galería de imágenes