•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura ha realizado un extenso informe sanitario que ha remitido ya a la autoridad judicial donde  expone los motivos sanitarios y epidemiológicos por los que hay que prohibir las reuniones de más de 15 personas en espacios privados aunque sean abiertos y los botellones en la vía pública, además de otro tipo de aglomeraciones.

Así lo ha anunciado este lunes el consejero de Sanidad, José María Vergeles, que espera que la norma se publique con todos los detalles en el Diario Oficial de Extremadura (DOE ) de este mismo martes para que entre en vigor a la mayor brevedad.

Este proceso requiere una autorización judicial porque se coartan derechos públicos y, en el caso de que no se autorizara la prohibición, lo haríamos como recomendación, añadió el consejero de Sanidad.

“Vamos a apelar a la responsabilidad individual porque no puede entrar la policía en todas y cada una de las casas en las que se hace una comida”, añadió. No obstante, Vergeles dijo que hay muchos métodos para detectar un  incumplimiento y  explicó que si en un estudio epidemiológico se demuestra que hubo más de 15 personas en una comida de la que después ha salido un positivo se adoptarán las medidas que contempla la ley. “Habría una sanción que depende de la gravedad, del número de personas que estuvieron en la comida pero la falta puede ser muy grave si estamos ante un hipercontagiador”.

El consejero de Sanidad explicó que Extremadura es una de las pocas regiones donde el número de casos  ha descendido en las últimas horas: ayer hubo 16, hoy 13, “pero esto no nos debe consolar porque el virus está con nosotros”. En la región se ha demostrado que el origen de los brotes está en el ocio no controlado, no con el ocio nocturno como ocurre en otras comunidades.

Asimismo, ha asegurado que el 54 por ciento de los casos de COVID-19 detectados en la región tienen su origen en las reuniones familiares y por ello, la Junta ha optado por prohibir las fiestas, cumpleaños, veladas y reuniones en lugares privados “que superen el aforo de 15 personas, incluyendo los convivientes”.

En estos momentos hay preocupación en las áreas de Salud de Extremadura porque se calcula que son 300.000 las personas que llegarán este verano de otras regiones o países a la comunidad con el riesgo sanitario que esto conlleva en plena pandemia sanitaria.

“Hay muchos casos  relacionados con la movilidad, especialmente en agosto llega mucha gente a ver a su familia. En las reuniones familiares les lleva el afecto y se olvidan de las medidas de seguridad como la distancia y la mascarilla”, añadió Vergeles, quien recordó que no hay se ha limitado a 15 personas las bodas y comuniones en un establecimiento hostelero o con un servicio de catering en una finca privada porque las comuniones, bautizos y bodas son celebraciones regladas. Lo mismo ocurre con los velatorios.