•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Sociedad Cooperativa Acenorca ha ofrecido hoy, en la denominada "Jornada de la Gastronomía", dentro de las actividades programadas en la Feria Rayana de Moraleja, una cata-degustación de aceitunas en la que ha mostrado al público las peculiaridades de distintas variedades de aceitunas de mesa.

En la cata, el público asistente ha podido degustar las variedades "manzanilla cacereña" y la "ennegrecida por oxidación", más conocida por "californiana", y han efectuado una comparativa entre la "manzanilla cacereña" y otras variedades procesadas con la misma técnica, como la "hojiblanca", la "gordal" y la "manzanilla carrasqueña".

Así, el público ha podido notar la gran diferencia existente entre la variedad cacereña y las demás, ya que la manzanilla presenta unas características especiales, tales como una alta relación pulpa-hueso, una finura y una turgencia especial en la textura de la pulpa que hacen que se esté convirtiendo en la aceituna de mesa más apreciada por todos los consumidores de aceituna  negra.

Durante la degustación, Juan Antonio Cabezalí, director de Calidad de Acenorca, ha explicado que la aceituna se recoge verde debido al delicado trato que debe recibir, y una vez que comienza a madurar o cambia de color es destinada a aceite. Del mismo modo se han dado a conocer las bondades de la manzanilla cacereña como aceituna verde para su transformación a "campo real", y se ha comparado con la aceituna verde "hojiblanca" y la verde "aloreña".

Por otro lado, la Denominación de Origen Gata-Hurdes, por medio de su directora-gerente, Ana Isabel Alonso, ha ofrecido una cata-degustación de aceite en la que han mostrado al público las características del aceite acogido a la Denominación de Origen.

Alonso se ha referido a las propiedades de este producto, en el que destaca la calidad, ya que se trata de un aceite de doble aptitud que proviene de una variedad de aceituna, la manzanilla cacereña, que tiene un rendimiento muy escaso para almazara, pero que le confiere una gran calidad.

Se trata de un aceite frutado verde dulce, muy equilibrado entre picante y amargo y que tiene como principal seña de identidad en la intensidad de su frutado, lo que le otorga unas características organolépticas que le diferencian del resto. Su color puede ser también amarillo oro cuando el fruto está más maduro y puede tener presencia de tonos verdosos en función de la época del año en que haya sido cosechada la aceituna.


Galería de imágenes