•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha recuperado, en dos fincas rústicas  próximas a Badajoz, 14 fusiles HK y 4 pistolas de la marca Llama, correspondientes al lote de armas robadas en febrero del pasado año 2011 en la Base Militar "General Menacho" de Bótoa (Badajoz), según informa el Instituto Armado en nota de prensa.

El pasado mes de junio, la Guardia Civil desmanteló en esa misma provincia una organización criminal presunta autora de medio centenar de robos con fuerza en varias provincias, a los que se imputaba el robo de un total de 20 fusiles HK y 10 pistolas de la Base Militar.

Las investigaciones para localizar el armamento, llevadas a cabo por Unidades Centrales de la Guardia Civil especialistas en crimen organizado y Comandancia del mismo Cuerpo de Badajoz, se iniciaron  tras producirse el robo en la citada base militar.

Con las pruebas e indicios obtenidos en la inspección ocular practicada en el lugar de los hechos, investigaciones y vigilancias sobre personas relacionadas con organizaciones criminales y otras diversas vías de investigación, la Guardia Civil centró sus sospechas sobre un grupo organizado asentado en Badajoz, cuya actividad delictiva estaría centrada en el robo con fuerza mediante el procedimiento del butrón en entidades bancarias, estancos, gasolineras y empresas de las provincias de Salamanca, Cáceres, Badajoz, Huelva y Sevilla.

Una compleja investigación sobre esta organización permitió a los agentes detener el pasado mes de junio a 11 personas de nacionalidad española, imputando a algunos de sus miembros delitos de pertenencia a organización criminal, robo con fuerza y tenencia ilícita de armas.

Durante esta fase de la investigación los agentes practicaron 10 registros domiciliarios en esa capital pacense, interviniéndose material relacionado con los hechos investigados, un revolver, dinero y diversa documentación, por lo que la Autoridad Judicial ordenó el ingreso en prisión de siete de los once detenidos.

Los agentes sospecharon que las armas sustraídas en la Base Militar pudieran encontrarse ocultas en unos determinados terrenos próximos a las viviendas de algunos de los detenidos.

Por ello, diversas Unidades de la Guardia Civil, apoyados por personal de la Base Militar y de la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares, provistos de alta tecnología para detección de metales u oquedades en el terreno, colaboraron con los agentes batiendo durante varios días diversas zonas donde pudieran encontrarse las armas, sin obtener resultado.

Debido a la complejidad y extensión de las zonas a batir, la Guardia Civil profundizó en las investigaciones, consiguiendo los pasados días nuevos indicios sobre el lugar donde pudieran hallarse las armas.

Fruto de la investigación los agentes han hallado, ocultos entre la maleza de una finca próxima al cauce del Río Guadiana a su paso por Badajoz, 14 de los fusiles HK. Igualmente, en otra finca próxima a la anterior, se han localizado enterradas otras 4 pistolas de la marca Llama. En la actualidad, los agentes continuan el rastreo de otras zonas próximas para localizar el resto de las armas sustraídas en dicha Base Militar.

La operación, coordinada por la Juez del Juzgado Togado Militar núm. Doce de Madrid, ha sido llevada a cabo por Unidades Centrales de la Guardia Civil especialistas en investigaciones contra el crimen organizado y agentes del mismo Cuerpo de la  Comandancia de Badajoz, apoyados por  Grupos de Actividades Subacuáticas, Servicio Cinológico y Servicio de Criminalística.

Noticia relacionada:

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=25673

 

 


Galería de imágenes