•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La subida del IVA anunciada por el Gobierno supondrá una media de 35 millones de euros más al año a los agricultores y ganaderos de la región para la adquisición de consumos intermedios.

Cada año el sector agroganadero regional destina en torno a los 850 millones de euros en consumos intermedios: productos y servicios que resultan esenciales para llevar a cabo su labor.

Entre esos consumos: 430 millones de euros que los ganaderos destinan a piensos hasta los 76 millones de euros en fertilizantes, 92 millones en gastos de energía y carburantes, 71 millones de productos veterinarios, 32 millones de euros en productos fitosanitarios o 36 millones en semillas y plantones entre otros.

Anuncios
Anuncios

Según recoge la publicación Caudal Extremadura para Cooperativas Agroalimentarias de España los incrementos en los tipos reducido y general del IVA afectarán de forma intensa al sector agroalimentario español. Concretamente, las subidas del tipo del 8% al 10 % que afectan a los fertilizantes, piensos, fitosanitarios, servicios veterinarios, etc., y del 18% al 21% que incide, especialmente, en la energía eléctrica, carburantes y maquinaria agrícola, van a producir un importante coste añadido para los productores agrarios en su actividad, que alcanzará los 400 millones de euros al año.

Cooperativas sí considera positivo que se haya mantenido al 4% el tipo de los alimentos básicos como el pan, harinas panificables, leche y quesos, huevos, frutas y verduras, hortalizas, tubérculos y cereales.

Las organizaciones agrarias extremeñas también se han mostrado críticas por la subida del tipo reducido del 8 al 10% que afectará a muchos productos de alimentación envasado, ya que consideran que las grandes superficies ajustarán más los precios a sus proveedores para no tener que subir el precio a los consumidores ante la actual debilidad del consumo.


Galería de imágenes