Nuevas Generaciones (NNGG) del Partido Popular de Cáceres apuesta por que el contrato indefinido entre los jóvenes españoles sea la "norma", y el contrato temporal la "excepción". El presidente provincial de NNGG, José Ramón Hidalgo Vicho, ha criticado la reforma laboral que propone el gobierno, según la cual, se pueden encadenar numerosos contratos temporales sin necesidad de hacer fijo al trabajador.

Esta medida, en su opinión, "lo único que hará es perpetuar los contratos basuras y la precariedad en los jóvenes, dificultando su emancipación".

Anuncios
Anuncios

"Si en la actualidad 9 de cada 10 contratos que se firman en España son temporales, con la nueva reforma laboral los jóvenes no podrán aspirar a tener un trabajo indefinido", a ello se suma el agravante de que uno de cada dos autónomos menores de 30 años que han perdido su trabajo en la UE desde que comenzó la crisis, es español. "Esta es -ha dicho- la herencia que nos deja el gobierno socialista, que se ha convertido en una auténtica máquina de destrucción de empleo".

Hidalgo ha denunciado que, desde las últimas elecciones generales, cada día se han ido al paro 340 jóvenes, lo que arroja la "escalofriante cifra" de 1.600.000 parados menores de 30 años, duplicando la tasa media europea (20,3 por ciento).

El presidente provincial de NNGG de Cáceres ha señalado que "ahora tenemos puestas todas nuestras esperanzas en el Plan Integral de Empleo del Gobierno extremeño de José Antonio Monago, porque, entre otros objetivos, pretende incidir de manera importante en la reducción del desempleo juvenil".


Galería de imágenes