•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La policía local de Plasencia ha detenido a un conductor como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir bajo los efectos del alcohol y causar un accidente leve de circulación en la glorieta de la carretera de Montehermoso aunque afortunadamente no hubo que lamentar daños personales ni materiales.

Los hechos ocurrieron a las doce y media de la madrugada del miércoles al jueves, momento en el que la policía local recibe una llamada alertando de que un vehículo había sufrido un accidente en la glorieta indicada. 

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes comprobaron que el vehículo Opel Combo, matrícula CC-8457-P, había sufrido un accidente al no tomar correctamente la glorieta citada, según se refleja en el parte policial.

El conductor, que responde a las iniciales de D.G.T., natural de Navalmoral, y de 38 años, fue sometido a la prueba de detección alcohólica. Arrojó un resultado de 0,98 miligramos/litro, cuando el límite para este conductor es de 0,25 miligramos/litro. El vehículo fue retirado por la grúa municipal hasta la finca de Capote.

La policía Local recupera dos motos sustraídas

Por otra parte, los agentes de la policía Local recuperaron el primero de los ciclomotores en un lugar conocido como, "El molino de la pared". Fue localizada por los agentes tirada en un descampado. En ese mismo instante comprobaron que el vehículo presentaba una denuncia por robo. La patrulla localizó al propietario y se le hizo entrega del mismo.

En el segundo caso, la patrulla de la policía local localizó el ciclomotor en pleno centro de la ciudad, concretamente en la Plaza Quemada.  En este caso, la policía sospechó de la irregularidad del ciclomotor por la situación que presentaba la matrícula. En ese mismo instante, tomaron el número del bastidor y solicitaron la correspondiente comprobación telemática para ver en que situación se encontraba.

Una vez efectuada la comprobación, la patrulla averiguó que la matrícula no correspondía a ese ciclomotor y que figuraba como sustraída tras una denuncia interpuesta durante el mes de agosto de este año.  Da la casualidad que la moto pertenece a un comerciante de la calle Zapatería de la ciudad.

El ciclomotor se trasladó a la finca Capote por la grúa municipal a la espera de avisar al propietario para que pase a retirarla.

 


Galería de imágenes