•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los padres de alumnos del Centro de Educación Infantil "Los Colorines" de Moraleja han presentado 450 firmas a la Consejería de Igualdad y Empleo en las que expresan su disconformidad con la supresión del horario del centro de 15.00 a 17.00 horas a partir del mes de enero. Los padres indican que la Junta de Extremadura ha decidido "de forma unilateral que a partir de enero de 2010 los Centros de Educación Infantil dispongan únicamente de horario matinal de 7.35 a 15.30 horas, suprimiendo con esta medida el horario de 15.00 a 17.00 horas".

Según informa este colectivo de padres de Moraleja esta modificación no supone ninguna reducción en las cuotas a pagar "puesto que según ellos el servicio no se ve mermado pudiendo los padres y madres llevar a sus hijos el mismo número de horas independientemente que esto concilie o no la vida laboral y familiar".

Por este motivo desde la localidad de Moraleja se ha iniciado un movimiento ciudadano con la recogida de más de 450 firmas que ya han sido remitidas a la Consejería de Igualdad y Empleo solicitando el mantenimiento del horario establecido hasta la fecha (de 7.45 a 17.00 con un permanencia no superior a 7.30 horas consecutivas) en tanto en cuanto se realiza un estudio de la realidad laboral no solo de las "escasas ciudades extremeñas sino de sus muchos pueblos, en donde el horario laboral no es de 8.00 a 15.00 horas como atestigua la consejería y que motiva según ellos este cambio de horario".

A fecha de hoy ninguno de los 450 firmantes ha recibido noticias de la Consejería de Igualdad y Empleo y añaden que este cambio aún no ha sido notificado de forma oficial por la consejería, sino que las familias hans sido avisadas mediante una reunión en el centro el pasado 24 de noviembre a las 10.30 horas "convocada con un simple cartel en la entrada, por lo que la asistencia fue prácticamente nula, tanto por la forma como por la hora de la convocatoria".

Los padres creen que con esta medida la Consejería de Igualdad y Empleo está enmascarando claramente una falta de personal "haciendo creer a las familias que responde a un estudio realizado, estudio que evidentemente no responde a las necesidades de las zonas rurales para las que la Junta de Extremadura también debería gobernar". Consideran además que con estas medidas la consejería "no solo no favorece la conciliación y la inserción de las mujeres rurales al mercado de trabajo sino que lo dificulta sobremanera".

Entienden además que con estas acciones la Comunidad Autónoma de Extremadura "recorta presupuesto puesto que no solo no amplía ni mantiene un servicio sino que lo disminuye".

Manifiestan además que la Junta incumple de forma reiterada sus propias normativas y se refieren al  Decreto 112/2000, de 2 de mayo, por el que se regula en procedimiento de ingreso de niños y niñas en Centros de Educación Infantil dependientes de la Consejería, aun en vigor, en su artículo 12 referente al Calendario y Horario Escolar establece que con "carácter general los centros permanecerán abiertos desde las 9.00 hasta las 18.00 durante los meses de octubre a mayo y de 9.00 a 15.00 durante los meses de junio, julio y septiembre."

En segundo lugar señalan que los padres deben firmar al inicio del curso escolar la aceptación de las normas del Centro Infantil, incluyendo el horario establecido, "entendiendo ese documento como un contrato entre ambas partes, y entendiendo por tanto que esta modificación unilateral del horario como una ruptura contractual con las consecuencias que ello pudiera conllevar".

Por último hacen mención al III Plan de Igualdad de Oportunidades para la Mujeres de Extremadura vigente actualmente y que establece en su Área de actuación 4, Objetivo nº 3 "medidas de apoyo a las personas con personas a su cargo para promover medidas de conciliación laboral y familiar" y como acciones concretas a desarrollar para la consecución de este Objetivo el "Apoyo a la creación de Centros de Educación Infantil Públicos y Privados, especialmente del tercer sector, con horarios compatibles con los laborales".

Los padres moralejanos han solicitado así el apoyo para que desde otras localidades que estén en la misma situación se lleven a cabo acciones reivindicativas similares que hagan recapacitar a la Consejera de Igualdad y Empleo.


Galería de imágenes