•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La empresa Biolumasa invertirá 4,5 millones de euros en la construcción de una industria de 'pellets' para estufas y calderas en la localidad cacereña de Moraleja. Se trata de pequeñas porciones de serrín comprimido utilizadas como combustible. Esta empresa es uno de los mayores distribuidores españoles de estufas y calderas. Con este proyecto, quiere convertir a Extremadura en uno de los mayores productores españoles de 'pellets', según publica el último número de la revista «Caudal de Extremadura», y publicado por el Diario HOY.

Para ello, va a invertir 4,5 millones de euros en el citado municipio para abrir una planta de transformación de biomasa de residuos agrícolas y forestales en este combustible sólido. El proyecto cuenta con ayudas de la Junta de Extremadura por valor de 637.000 euros y con el apoyo del Ayuntamiento.

El pasado mes de enero, el Consistorio vendió una parcela de cuatro hectáreas a esta sociedad para esta planta de transformación. Estaba situada en la dehesa boyal, en unos terrenos de uso agrícola. Según informa la empresa en su página web, distribuye un amplio abanico de estufas y calderas cuyo combustible principal es el pellet, «una energía limpia y renovable».

Trabajan con algunos de los fabricantes «más prestigiosos del mundo», como Ferroli, La Nordica y Ungaro. Asimismo, aseguran tener uno de los catálogos más extensos de España. Entre los productos que ofertan están además las estufas hidro, las chimeneas insertables, las calderas, los pellet o las briquetas.