•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Investigadores de la Universidad de Extremadura (Uex), junto a colegas de las universidades de Zaragoza y la Complutense de Madrid, y de las italianas de Roma y Ferrara, han participado en el diseño y creación del que es, ya lo ha demostrado, el ordenador más veloz del mundo en cálculo.

En el diseño y creación de Janus , nombre que se ha dado a la supermáquina , han participado una veintena de científicos hispano-italianos que han dedicado al mismo algo más de cuatro años de trabajo, indicó ayer a EL PERIODICO el físico Juan Jesús Ruiz Lorenzo, profesor del Departamento de Física de la Uex. El, junto al profesor del Departamento de Electrónica Antonio Gordillo, han sido los dos participantes de la universidad extremeña en el proyecto.

Sobre Janus explicó que no es un ordenador convencional. Su particularidad es que solo es capaz de trabajar en unos pocos tipos de problemas, que está muy especializado, y a diferencia de otros ordenadores que pueden hacer de casi todo –editar textos, navegar por internet, ver vídeos, fotos, calcular…– Janus solo puede trabajar para realizar cálculos y solo un tipo de cálculos concretos. Este hecho, más que destacable podría parecer todo lo contrario si no fuera porque lo que le hace especial es que, para hacer ese tipo de cálculos concretos, "es extremadamente rápido, el más veloz del mundo".

Anuncios
Anuncios

Demuestra esta realidad su potencia, pues mientras un ordenador convencional, uno doméstico, puede hacer del orden de 1.000 millones de operaciones por segundo, Janus , en los primeros problemas que ha atacado, ha alcanzado velocidades de hasta 90 billones, es decir, la potencia de 90.000 ordenadores convencionales juntos.

 

OBJETIVO La coordinación del amplio grupo de investigadores de las cinco universidades que han concebido y diseñado Janus la ha desarrollado el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI), a través de Alfonso Tarancón, quien ha explicado a Europa Press que el fin para el que se ha creado Janus es "atacar problemas que en ordenadores convencionales necesitarían décadas y hasta siglos".

En este sentido concretó que este superordenador ha comenzado estudiando materiales magnéticos, los vidrios de spin, que hasta ahora han resistido todos los intentos de los científicos para comprender sus misterios; y en breve se estudiarán otros modelos de interés como el comportamiento de moléculas al interaccionar con proteínas que podrían tener resultados para el desarrollo de nuevos fármacos.

Los resultados obtenidos ya en algunos de sus trabajos de investigación, han sido "los mejores y más precisos hasta la fecha"; han demostrado, asimismo, "el correcto funcionamiento de la máquina" y han permitido a los investigadores integrantes del proyecto de colaboración Janus postularse como candidatos al Premio Gordon Bell Prize , considerados como los premios Nobel de la Computación .

El ordenador diseñado está ya operativo en las instalaciones del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI), que es donde se ha concebido la arquitectura general de la máquina, los programas necesarios para su control y la gestión desde los ordenadores exteriores. También desde el CPS-Universidad de Zaragoza, el profesor Denis Navarro ha desarrollado los programas para "enseñar" a Janus a realizar los cálculos necesarios para la investigación.

Tras los últimos tests y pruebas realizadas, el superordenador hispano-italiano ha viajado desde Italia hasta España, y ha sido ya trasladado hasta Zaragoza, ciudad donde se ubicará definitivamente en las instalaciones del BIFI, donde ocupa un armario de casi dos metros y medio de alto, y donde hoy, martes 27 de mayo, será presentado en sociedad, a las 12.00 horas, en el Patio de la Infanta de Ibercaja.


Galería de imágenes