•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La fiscalía pide once años de prisión para una pareja acusada de estafar 1.567.000 euros a más de 80 empresas de frutas, algunas de ellas extremeñas, según el escrito de calificación del Ministerio Fiscal. El juicio comenzará el martes 29 de febrero en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo y se extenderá hasta el 5 de febrero.

Ambos fueron detenidos en septiembre del 2006 por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón. Según la acusación, estas dos personas, junto a otros colaboradores, estafaban a las empresas del sector creando sociedades dadas de altas en el registro, con sede en Asturias y dedicadas a la compra-venta de fruta y hortalizas. Después comenzaban a realizar los pedidos de mercancía en distintos puntos de España, como en Badajoz, vía fax o teléfono y los recepcionaban en naves industriales alquiladas. Solo realizaban los primeros pagos, para ganarse la confianza de los proveedores, no abonando los pedidos posteriores.

Las empresas proveedoras perjudicadas superan las 80 en toda la geografía nacional. Ninguna de ellas pudo cobrar el grueso de los pedidos, ya que las sedes de estas falsas sociedades estaban en pisos y locales que abandonaban tras recibir los encargos.


Galería de imágenes