•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura necesita alrededor de 200 médicos para cubrir adecuadamente las necesidades, según explicó a EL PERIODICO el director de Asistencia Sanitaria del SES, Ceciliano Franco. El mayor déficit estaría en los médicos de familia que ejercen en Atención Primaria, donde se necesitarían 150 facultativos para disponer de personal para cubrir bajas y vacaciones sin problemas, aunque Franco explicó que "con 75 más podríamos funcionar bastante bien".

Sin embargo, reconoció que las perspectivas no son buenas, puesto que este año no se titulará en todo el país ni un solo médico de esta especialidad, al haber aumentado el periodo de formación de tres a cuatro años. El responsable de Asistencia Sanitaria señaló que esto va a motivar que el próximo verano sea "extraño" al no haber personal para las sustituciones.

En cuanto a los especialistas de hospital, Franco comentó que la necesidad "fluctúa mucho" pero que se puede decir que con entre 30 y 50 especialistas se cubrirían las vacantes necesarias. Las especialidades con más problemas en este momento serían urología, radiología, cirugía plástica, ginecología, endocrinología, cardiología y oftalmología.

MEDICOS EXTRANJEROS Por ello, seguirá siendo necesario recurrir al contingente de trabajadores extranjeros para paliar las necesidades. En este sentido, el responsable de Asistencia Sanitaria señaló que el sistema de contratación de facultativos fuera de España "ha dado muy buen resultado".

Franco afirmó que hay servicios en áreas de salud como Llerena, Coria o Navalmoral que habrían tenido que cerrar "si no llegamos a hacer esta apuesta". Además, comentó que la mayoría de los que vienen "se quedan, y ahí están las cifras". Estas cifras muestran que en los últimos años han venido a la región 143 médicos de otros países, de los que 118 continúan en Extremadura.

"Una vez superado, en el caso de los no iberoamericanos, el problema del idioma, la aceptación de estos profesionales ha sido muy buena", comentó, y añadió: "También ellos se han sentido cómodos, porque valoran sobre todo ser bien recibidos por sus servicios y el entorno laboral".

En cuanto a los sueldos, Franco manifestó que el SES "no ha entrado ni va a entrar en subastas" para atraer a los médicos. "El salario lo saben antes de venir, y tengo que decir además que se ha incrementado un 30% en los últimos años". De este modo, aseguró que "un médico aquí está bien pagado, seguramente menos de lo que se merece por la responsabilidad que tiene y lo que supone una formación de diez años, pero el salario es razonablemente bueno".

Respecto a los que se marchan, el director de Asistencia Sanitaria apuntó que en muchas ocasiones la decisión no está directamente relacionada con el sueldo, sino con otras circunstancias "como que tienen compatriotas en otros lugares y allí encuentran más soporte social, o que no se hacen a vivir en estas ciudades porque vienen de sitios muy grandes y están acostumbrados a otro ritmo de vida".

El problema, según explicó, puede venir por otro lado, como es que cada vez sea más difícil encontrar en el extranjero médicos especialistas por la gran demanda europea.


Galería de imágenes