•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Extremadura registró en 2007 44 donantes potenciales de órganos, de los que finalmente sólo se hicieron efectivos 19, una cifra que supone un descenso del 35 por ciento respecto al año anterior, informa El Periódico Extremadura.

El coordinador regional de trasplantes, José Antonio Juliá, resalta que a pesar de que la cifra de donantes detectados en 2007 es similar a la del año anterior, ya que son 44 frente a 46, el número final de donantes efectivos sí varió, ya que el año que ha terminado fueron 19, y el anterior, 29. Explica que este descenso en el número de donantes efectivos se debe fundamentalmente a la "alta tasa de contraindicación médica" que se registró. Y es que, de los 44 potenciales donantes que se detectaron, 18 se rechazaron este motivo, y los cuatro restantes, por la negativa de la familia.

En este sentido, resalta que en 2007 aumentó la tasa de negativa familiar, que se situó en el 15,38 por ciento, frente al 5,88 por ciento registrada en 2006, aunque José Antonio Juliá apunta que con estos datos Extremadura "está en el contexto nacional". Cabe destacar también en 2007 descendió aunque en menor medida el número de donantes de tejidos, en concreto córneas y tejidos osteotendinosos, cuando se localizaron 13 donantes, frente a los 15 del año anterior.

José Antonio Juliá reconoce en su intervención que este "no es un buen año, no para poder tirar las campanas al vuelo" porque el número de donantes ha descendido respecto a 2006, aunque añadió que "la actividad que desarrollan los equipos en los hospitales es buena". Apunta que, aunque en 2007 sólo se localizaron dos posibles donantes menos que el año anterior, "finalmente se ha donado menos porque ha habido muchas contraindicaciones médicas".

Juliá observa que este aumento en el número de contraindicaciones médicas por el cambio del perfil de las personas que fallecen, que suelen ser "más mayores" y por tanto sus órganos en muchos casos no son válidos para ser trasplantados.

En el caso de las personas más jóvenes que mueren en accidentes de tráfico, que según Juliá hace unos años eran el perfil más habitual de donante, recalca que en muchos casos sus órganos también se desechan porque estas víctimas fallecen en la carretera, y si llegan al hospital vivos en ocasiones se les mantiene con vida artificialmente varios días, y en ese caso sus órganos tampoco sirven.

En cuanto a los trasplantes por programas, los datos presentados hoy revelan que en 2007 se realizaron en Extremadura 30 trasplantes renales (frente a los 41 del año anterior); 47 implantes de córneas (frente a los 50 de 2006), y nueve de médula ósea. Además, cabe recordar que el pasado año se inició el programa de trasplante hepático en Extremadura, y en ese tiempo ya han sido 10 los pacientes trasplantados de hígado en la región.


Galería de imágenes