•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil considera que el incendio provocado en la sede del PSOE de Cilleros puede atribuirse a una cuestión personal, aunque por el momento no se elimina ninguna hipótesis en la investigación.

Según ha sabido Radio Interior, los investigadores del suceso descartan que el incendio ocurrido el pasado martes fuera provocado por un grupo organizado y lo atribuyen a una venganza contra el propietario de la librería afectada, que es cartero de profesión y exconcejal del PSOE. Fuentes de la investigación indicaron ayer que no está claro que la intención del autor o autores del fuego fuera la de incendiar la sede socialista y consideraron que más bien pudiera tratarse de un intento por dañar el inmueble que alberga la librería. No obstante, y dado que la investigación se encuentra en su fase inicial, no se descarta ninguna hipótesis. Según estas mismas fuentes, el fuego se inició en la puerta que da acceso a los pisos y posteriormente se extendió por la librería.

La Guardia Civil considera que el fuego ha sido de pequeñas proporciones porque alguien detectó su origen y pudo dar la voz de alarma. Las dos viviendas próximas al lugar en el que se declararon las llamas tampoco están habitadas y no resultaron afectadas, probablemente porque sabían que no vivía nadie. El fuego declarado fue "de escasa consideración", informaron fuentes policiales, que han comenzado a elaborar un informe para esclarecer las circunstancias en las que tuvo lugar el suceso y a la evaluación de los daños.

Mientras, la alcaldesa de Cilleros, la socialista Victoria Toribio, lamentó profundamente lo ocurrido y el Partido Popular condenó de manera unánime los "graves hechos acaecidos". El portavoz del PP en Cilleros, Saturnino López, mostró su más "enérgica repulsa ante tales actitudes violentas e irracionales".


Galería de imágenes