•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hoyos, agosto de 2007. Los paisajes que coronan las sierras del norte de la provincia cacereña están salpicados de colores verdes en cualquier época del año. El olivo, árbol de hoja perenne, dibuja estampas inéditas en una zona plagada de sensaciones. Como si de un símbolo de identidad se tratara, los olivos de la variedad manzanilla cacereña son un referente para todas las comarcas que se sitúan al norte de Extremadura. Olivos centenarios nos sorprenden con una variedad de bajo rendimiento, pero de excelente calidad, que se ha abierto un hueco en la gastronomía dentro y fuera de esta región.

La Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes ha cumplido diez años. Fue constituida por orden de la Consejería de Agricultura y Comercio de la Junta de Extremadura el 21 de enero de 1997 para proteger los aceites de oliva vírgenes extra elaborados exclusivamente con aceitunas de la variedad manzanilla cacereña.

A este primer paso se unió en mayo de 1999 la apertura de la oficina provisional en Hoyos (Cáceres), de la sede del Consejo Regulador, que es el organismo que certifica las primera botellas con denominación de origen Gata-Hurdes a comienzos del 2000.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) del 4 de mayo de 2001 ratificó el reglamento de la Denominación de Origen Gata Hurdes por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Este reconocimiento era el último paso antes de lograr su inscripción en el Registro de Denominaciones de Origen de la Unión Europea. El Consejo Regulador tiene ya estructurado y en funcionamiento la parte más importante de su sistema de certificación, ya consolidado.

La zona protegida por la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes son las comarcas de Gata, Hurdes, Trasierra-Tierras de Granadilla, parte del Alagón, Ambroz, Jerte y la Vera. Estas comarcas comparten un microclima de temperaturas suaves y abundantes lluvias, suelos ligeros y ácidos, orografía accidentada y vegetación abundante y diversa.

MANZANILLA CACEREÑA

La aceituna de la variedad manzanilla cacereña forma parte de las 24 variedades principales de España y se caracteriza por ser un árbol de vigor medio y de fácil enraizamiento, aunque con un contenido de aceite bajo: entre un 10 % y un 12 %. Es curioso, pero se necesitan 10 kilos de aceitunas para obtener un litro de aceite. Es prácticamente la única variedad existente en estas comarcas y produce un aceite que guarda sorpresas muy agradables de descubrir.

Y es que los aceites de la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes se caracterizan por tener un color amarillo oro, una gran estabilidad e intensos aromas frutados de aceituna, manzana y plátano, con un cuerpo denso, ausencia de amargor y un ligero picante. Llama la atención su perfil de ácidos grasos por su relación alta de insaturados respecto a saturados y también entre los ácidos oleico y linoleico, con más de un 75 % de ácido oleico, cifra que alcanzan muy pocas variedades. Estas características se traducen en un alto valor nutricional y terapéutico, su estabilidad frente al enranciamiento y unas cualidades organolépticas fuera de lo común.

Los aceites certificados han obtenido importantes premios regionales y nacionales y están teniendo una gran aceptación entre los entendidos y el público en general, que descubren intensos frutados de aceituna, adquiriendo la fama de calidad que ya ostentan otros productos extremeños.

 EMPRESAS INSCRITAS

La almazara "El Tejar", de Tejeda de Tiétar, y la sociedad cooperativa agraria de segundo grado "Aceitunera Granadilla", de Guijo de Granadilla, se incorporaron en la campaña de 2005 al consejo regulador de la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes.

"El Tejar", propiedad de la empresa Martínez Campos Conservación y Restauración, S.L. es una almazara que dispone de envasadora propia y comercializará sus aceites acogidos a la Denominación de Origen Protegida bajo la marca "Lagar del Alba". La sociedad cooperativa agraria de segundo grado "Aceitunera Granadilla" cuenta con una almazara en propiedad y aún no ha decidido el nombre con el que comercializará los aceites certificados por el consejo regulador.

Con estas dos nuevas incorporaciones son siete las industrias inscritas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Gata-Hurdes. Las cinco empresas restantes son Aceites de la Vera, S.L., de Cuacos de Yuste, que comercializa su producción bajo la marca "Veraoliva"; Acenorca, sociedad cooperativa limitada (Montehermoso y Valverde del Fresno), que utiliza la marca "Val de Xálima"; la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte (Valdestillas) y Fejidosa, de Mohedas de Granadilla, que tiene registrada la marca "Orovic".

La Denominación de Origen Gata-Hurdes abarca un amplio ámbito geográfico que afecta a las comarcas de Gata, Hurdes, la Vera, el Valles del Jerte y el Ambroz,  Trasierra-Tierras de Granadilla y parte del Alagón. El aceite se produce en las zonas de sierra del norte de la provincia de Cáceres, en la comunidad autónoma de Extremadura, al oeste de España. El ámbito geográfico comprende un total de 84 municipios.

El aceite de oliva virgen extra certificado por el consejo regulador de esta Denominación de Origen procede exclusivamente de la variedad de aceituna manzanilla cacereña y las características organolépticas que le diferencian del resto son sus excelentes frutados, el bajo amargor y su sabor poco picante, que le confieren un sabor frutado y suave.

En algunas campañas se han certificado hasta 140.000 litros de aceite acogidos a la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes, pero las especiales características de este producto y su enorme dependencia de las condiciones climatológicas impiden realizar con precisión unos cálculos fiables de la producción media de una campaña normal. No obstante, es bastante habitual que la producción de aceituna de la variedad manzanilla cacereña se sitúe en torno a los 50 millones de kilos, lo que permite elaborar aproximadamente 2,5 millones de kilos de aceite de oliva virgen.

Cuando se produce mucho aceite, la campaña de la aceituna de mesa se ve especialmente mermada, aunque este hecho contrasta con la excelente calidad de la producción, ya que la sequía evita la existencia de plagas y hongos. La recolección de la aceituna de mesa se prolonga en estos casos durante todo el mes de noviembre, mientras que la de aceituna para aceite acogido a la denominación de origen finaliza en noviembre.

SEMANA DE LA ACEITUNA Y EL ACEITE

El consejo regulador de la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes organiza, desde hace dos años, la Semana del Aceite y la Aceituna, que se celebra casi siempre durante el mes de noviembre con numerosas actividades en las comarcas de Trasierra-Tierras de Granadilla, Sierra de Gata, Hurdes, La Vera y el Valle del Jerte. El objetivo de las actividades es difundir las cualidades del aceite acogido a la Denominación de Origen Gata-Hurdes, promocionar sus valores culinarios y dar a conocer la cultura popular  que gira en torno al aceite y la aceituna.

Las actividades se programan en la práctica totalidad de zonas que forman parte del ámbito geográfico de esta denominación de origen y contemplan desde concursos de postales navideñas hasta un concurso de lanzamiento de pipos de aceitunas, pasando por talleres y concursos infantiles en un olivar centenario o una exhibición de recogida de aceitunas a cargo de Francisco Martín, conocido popularmente como "El Águila Negra", que ostenta el récord mundial de recolección.

UN NUEVO SELLO DE CALIDAD

La Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes ha impulsado un nuevo sello de calidad para distinguir las aceitunas de la que se extrae este preciado aceite, considerado por muchos expertos como uno de los mejores del mundo. La nueva denominación de origen de la aceituna de la variedad manzanilla cacereña, cuya solicitud ha sido registrada de manera oficial, cuenta con el respaldo de cuarenta cooperativas, nueve industrias del sector y siete mancomunidades de municipios del norte de la provincia de Cáceres.

El nuevo sello de calidad compartirá recursos e infraestructura con la Denominación de Origen Protegida del Aceite Gata-Hurdes y ha sido auspiciado por los representantes del sector industrial y las nueve empresas que apoyan la nueva denominación de origen, que son Acenorca, Aceitunas Juan González, Aceitunera Granadilla, Comercial Cáceres Peñasco, Enex, Exoliva, JMK Aceitunas, Plasoliva y Sanmer. También tiene el respaldo de las cooperativas San Francisco Javier, de La Pesga; La Peraliega, de Perales del Puerto; San Marcos, de Torrecilla de los Ángeles, así como de las 37 entidades asociativas que forman parte de Acorex. A nivel institucional, la iniciativa tiene el apoyo de las siete mancomunidades de municipios en las que se produce la variedad de aceituna manzanilla cacereña: Sierra de Gata, Hurdes, Valle del Jerte, Valle del Alagón, Plasencia, La Vera y Trasierra-Tierras de Granadilla.

Como paso previo al registro oficial se celebró un encuentro en la sede del consejo regulador de la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes al que asistieron el director general de Comercio de la Junta de Extremadura y representantes del sector. En la reunión se dio a conocer que el nuevo sello de calidad, que será el número 13 de Extremadura, se llamará Aceitunas Cacereñas, aunque este extremo aún se encuentra pendiente de la correspondiente certificación registral. Según la documentación oficial, el sector del olivar elaboró una propuesta en la que se fija el ámbito geográfico de la nueva denominación de origen de la aceituna manzanilla cacereña, que coincidirá con el de la Denominación de Origen Protegida Gata-Hurdes pero con la incorporación de Plasencia y Moraleja. Los productos amparados serán las aceitunas ennegrecida por oxidación y las moradas naturales, exclusivamente de la variedad manzanilla cacereña.

Los primeros contactos entre responsables del sector y de la Administración regional para elaborar la solicitud de registro de la nueva denominación de origen tuvieron lugar en el primer semestre de 2005. La nueva denominación será una de las de mayor componente social de Extremadura dado el elevado número de profesionales a los que afecta, y contribuirá a mejorar la comercialización de la manzanilla cacereña y defender el producto ante la agresión de otras variedades.

Esta variedad es exclusiva del norte de la provincia de Cáceres, donde existen unos 10.000 olivicultores que cultivan 30.000 hectáreas y producen anualmente unos 50 millones de kilos de aceituna de mesa. La nueva denominación de origen fue solicitada por los industriales y posteriormente se sumaron las cooperativas en un proceso que se ha prolongado durante dos años. La iniciativa cuenta con el apoyo de un sector fuerte que ya ha realizado las aportaciones económicas para los gastos iniciales de imagen corporativa y registro de marcas.

La Junta de Extremadura ha expresado todo su apoyo al nuevo sello de calidad. Una vez solicitado el registro, el Gobierno regional deberá dar su aprobación oficial y remitirlo al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y éste, a su vez, a Bruselas.

La nueva denominación contará con el respaldo técnico de la ya existente del aceite Gata-Hurdes e, incluso, podrán coincidir algunos miembros del consejo regulador. En términos económicos, el 90% de la facturación de esta variedad depende de la aceituna de mesa y el 10% de su transformación en aceite de oliva.


Galería de imágenes