APAG Extremadura Asaja se ha opuesto firmemente a los cambios horarios y han defendido la estabilidad del horario de invierno como propuesto por la Comisión Europea. La asociación agraria ha reiterado su postura, señalando los perjuicios que los cambios de hora causan al campo.

El presidente de APAG Extremadura Asaja, en declaraciones exclusivas, explicó que el horario de invierno se ajusta mejor al ciclo natural del día y la noche, crucial para las labores agrícolas. Además, resaltó que el horario de verano, con su desfase de dos horas, afecta negativamente a actividades como el ordeño, que no pueden ajustarse fácilmente a los cambios de reloj.

«Las actividades agrícolas no pueden detenerse ni adaptarse fácilmente a los cambios de hora impuestos por la sociedad. El horario de invierno proporciona un marco más adecuado para maximizar las horas de trabajo en el campo, lo que a su vez reduce los costes y mejora la eficiencia», afirman.

En este sentido, APAG Extremadura Asaja hace un llamado a las autoridades competentes para que reconsideren los cambios horarios y opten por mantener fijo el horario de invierno. La asociación considera que esta medida beneficiaría tanto a los agricultores como al sector agrícola en su conjunto, garantizando condiciones más estables y favorables para el trabajo en el campo.

En la foto, animales en la naturaleza.